Nacional revivió con la ley del ex

Vicente Sánchez e Iván Alonso, antiguos jugadores de Toluca, marcaron los goles para el gran triunfo de atrás del tricolor

Nacional consiguió un gran triunfo frente a Toluca por la segunda fecha del grupo 1 de la Copa Bridgestone Libertadores. Venció 3-2 en la altura (2.700 metros sobre el nivel del mar) después de remontar dos veces el resultado con goles de los ex futbolistas de Toluca y que fueron duramente reprobados por los locales: Vicente Sánchez e Iván Alonso.

Tres puntos de oro para tapar el pobre empate conseguido de local frente a Barcelona de Guayaquil y que lo posiciona en el primer puesto del grupo. Todo, pese al mal primer tiempo.

El sistema táctico que ideó Gustavo Díaz para controlar el juego de Toluca fue rápidamente vulnerado. De a poco el conjunto local hizo que Nacional se replegara contra Bava y que Alonso y Sánchez quedaran lejos, distanciados, solos contra los zagueros mexicanos y los silbidos del público que bajaban continuamente cada vez que alguno de ellos tocaba el balón.

El fútbol de toque del equipo local, con los laterales lanzados en ataque, no fue controlado por los tricolores. Núñez cometió dos faltas seguidas y recibió la amarilla rápidamente. A los 15 minutos de juego Nacional ya tenía cuatro tiros de esquina en contra.

Bava contuvo un remate de Tejada, Novaretti ejecutó un tiro libre que pasó muy cerca y Flavio Santos sumó otra ocasión para Toluca. Todo ocurrió antes de que Tejada le ganara a Scotti y cabeceara un centro del Cabrera para abrir el marcador.

Tejada, un delantero con evidente sobrepeso, le ganó siempre a Scotti. Por arriba y por abajo. Cada vez que la pelota llegó al área fue del moreno, goleador histórico de la selección de Panamá.

Excepto la pelota del gol, un cabezazo perfecto que le cambió el rumbo a la jugada, Bava logró en las otras ocasiones quedarse con las intenciones del futbolista.

Nacional no encontraba la pelota. Retrocedía. Y todo el peso recaía sobre la línea de cuatro, que anoche se armó con Núñez, Scotti, Cortés y Adrián Romero. Albín no estuvo en el partido durante los primeros 45 minutos. Perdió la pelota con facilidad. Solo una jugada destacada (pase a Iván Alonso) en el primer tramo del encuentro es demasiado poco para su categoría. Tampoco acertó de pelota quieta.

Díaz intentó cambiar con cambios en la mitad de la cancha. Primero intercambiaron posiciones Álvarez y Santiago Romero, después ingresó De Pena por la lesión de Álvarez y luego hizo su reestreno con la camiseta tricolor Arismendi, sustituyendo al Colorado Romero.

El equipo salió del sofocón en los últimos dos minutos de juego. Ahí creó sus primeras chances. Un cabezazo de Alonso que el golero sacó al córner y después un tiro libre del propio delantero, que pasó cerca del arco.

Continuó con el envión en el arranque del segundo tiempo cuando consiguió el empate por intermedio de Sánchez. De Pena desbordó notablemente por izquierda y después el golero Talavera le dejó el gol servido a Vicente, que no lo festejó por su pasado en los rojos.

El nuevo gol de Toluca, por intermedio del paraguayo Benítez, pareció echar por tierra el envión de Nacional. Sin embargo, otra vez Vicente y después Alonso, pusieron en ventaja a los tricolores.

Justamente los dos ex jugadores de Toluca, los que fueron reprobados por el público local, los que estaban en el ojo de la tormenta (especialmente Alonso por su reciente desvinculación en medio de una polémica), fueron los encargados de dar vuelta el encuentro.

Los espacios que dejó el equipo locatario fueron bien aprovechados por los jugadores de Nacional. De Pena fue importante desbordando por la izquierda, Albín encontró espacios y pudo desequilibrar -como en la asistencia para el gol de Alonso- y los delanteros se hicieron sentir.

Además, ganó el tricolor en la mitad de la cancha con el ingreso de Arismendi. Porque no solo tuvo mayor capacidad de marca con un futbolista fogueado –pese a su larga inactividad–, sino que también fue importante en las alturas, donde colaboró con los zagueros en el área.

Entonces Nacional se sintió cómodo, dominó sicológicamente a su rival y en los minutos finales la experiencia de jugadores como Alonso, resultó fundamental.


Populares de la sección

Comentarios