Nacional perdió porque lo estudiaron a fondo

Leo Ramos, DT franjeado, cortó los circuitos de Nacional para ganarle en el Parque Central

La información de los rivales cada vez es más valorada en el fútbol actual y en el Campeonato Uruguayo, el torneo del país en el que según el eslogan "nos conocemos todos", no es la excepción.

El entrenador de Danubio, Leonardo Ramos, lo dejó bien en claro el domingo en el Parque Central, donde su equipo le ganó por 2-0 a Nacional, relegando a los tricolores en la lucha por la definición del título.

El técnico franjeado conocía muy bien el juego del volante albo Gonzalo Porras, a quien había dirigido hace dos años cuando fueron campeones uruguayos al ganarle la final a Wanderers. Y a él fue a quien mandó a marcar.

El principal encargado de la salida tricolor, del traslado de la pelota de la defensa al ataque, tuvo encima la referencia de Ignacio González, el 10 danubiano, quien lo cubrió y no lo dejó recibir.

"Si les tapábamos el armado de Porras y (Santiago) Romero teníamos el 70 u 80% del partido ganado. Los jugadores hicieron un gran desgaste en ese sentido", comentó Ramos a VTV tras el partido. "Los estudiamos bien para taparlos, les cortamos circuitos, hicimos transiciones muy rápidas e hicimos dos goles, pudimos hacer algún gol más", agregó el entrenador franjeado.

Además, el técnico puso un hombre sobre Romero, quien en ocasiones también se encarga de hacer el traslado de la pelota. "Cuando a Romero lo obligás a mirar el arco de enfrente, no porque sea mal jugador, sino por sus características, capaz que le cuesta un poco", señaló el entrenador, quien también destacó el esfuerzo que hizo Marcelo Tabárez, quien no brilló a nivel ofensivo, pero que dio una mano en la recuperación.

Otra de las claves del triunfo de la franja fue la presión que realizó. Se puso en ventaja a los 26 minutos pero nunca dio el paso atrás para resguardarse. Al contrario, con el marcador a su favor, presionó la salida de Nacional, lo que obligó a que los zagueros albos enviaran pelotazos, lo que le quitó claridad ofensiva.

Y para lograr la victoria, Danubio tuvo que anotar y lo logró en dos ocasiones. Ramos destacó el conocimiento que ya tenía sobre la mayoría del plantel con el que se encontró hace tres fechas y con el que lleva tres partidos invictos.

Esa derrotó dejó a Nacional a cuatro puntos de Plaza Colonia en el Clausura y a tres de Peñarol en la Tabla Anual. Rentistas, el sábado, y Liverpool en la última fecha son las dos últimas paradas del equipo de Munúa que ya no contará con Jorge Fucile y Mauricio Victorino, quienes están afectados a la selección. El equipo no depende de sí mismo, pero ya anunció que peleará hasta el final.

Con Rentistas al Tróccoli o Franzini

En la próxima fecha, el sábado, Rentistas será local ante Nacional en el estadio Tróccoli o en el Franzini, según indicó a Referí el presidente del club, Mario Bursztyn. "Como Nacional perdió y al haber quedado relegado, suponemos que no va a ir mucha gente y pretendemos no perder dinero", señaló. "El alquiler del Centenario es muy caro y queremos ahorrar. Si Nacional tuviera posibilidades, fijábamos el estadio", agregó.

El entrenamiento: vuelve con bajas

El plantel de Nacional retoma este martes por la tarde los entrenamientos luego de haber descansado en el día de ayer. Gustavo Munúa tendrá que cubrir varias bajas. En la zaga, Fucile y Victorino no estarán por haberse integrado a la selección uruguaya. Además, habrá que evaluar a Polenta, quien terminó sentido ante Danubio. En ataque, Ramírez, Tabó y Nico López están casi descartados para las dos últimas fechas.


Populares de la sección

Acerca del autor