Nacional no se disculpa

Los albos dicen que es un hecho privado; la medida que analizan es suspender al palquista

La comisión directiva de Nacional resolvió que no se disculpará públicamente por la gallina de juquete con camiseta amarilla, el número 8 en la espalda y la pierna derecha enyesada que hinchas de Nacional pegaron el domingo en un palco del Parque Central, y estudiará si aplica sanciones al propietario del palco en el que se registró el polémico episodio.

Consultados por El Observador, dirigentes de Nacional expresaron que el tema fue analizado en la reunión de directiva del lunes, pero entendieron que no deben pedir disculpas porque “no fue un problema institucional sino un hecho privado registrado en un lugar privado” del Parque Central. “No fue Nacional como institución el que lo colgó”, en referencia a la gallina, sino que “fueron personas que arriendan un palco”.

Al propietario del palco, el ex vicepresidente de Nacional Morgan Martínez, le caben responsabilidades y los dirigentes tricolores estudiarán qué sanción le aplican. La cúpula directiva de los tricolores considera que lo que sucedió el domingo, durante el partido que Nacional y Cerro Largo jugaron por la segunda fecha del Torneo Apertura, contradice el reglamento del Parque Central y ahora estudiará las sanciones que le aplicará al infractor. Según pudo saber El Observador, pueden ir desde multas económicas hasta la suspensión de no utilizar el palco por una o dos fechas.

La que se encargará de estudiar y resolver sobre el tema es la directiva que encabeza Ricardo Alarcón.

La situación tomó estado público cuando el portal eldiario.com.uy informó el domingo que pegaron una gallina en un vidrio del palco número 2 del Parque Central, palco en el que estuvo el vicepresidente de la República, Danilo Astori.

Como consecuencia de esta situación, el presidente de Peñarol, Juan Pedro Damiani, convocó a una conferencia de prensa el lunes de tarde en la que pidió que Nacional pidiera disculpas públicamente, por el agravio que se hizo al capitán del club, Antonio Pacheco, y a la propia institución mirasol.

Damiani dijo el lunes: “Peñarol deplora lo que pasó en el Parque Central. Creo que fue algo bastante agraviante e inútil a una institución como Peñarol. A una figura como Antonio Pacheco, capitán, que ha sido siempre de una corrección en sus dichos y su trajinar por las canchas. Y en definitiva nosotros esperamos, o tenemos la expectativa, de una disculpa pública y no llamadas telefónicas para solucionar este tema. Y está claro que, al final, tiene razón el viejo refrán, que dice: ‘Hay dos cosas que las hinchadas de Peñarol y Nacional tienen en común: que las dos hablan de Peñarol’”.

Martínez, el propietario del palco en el que apareció la gallina pegada en el vidrio, se comunicó el lunes de tarde con el presidente de Peñarol para expresarle las disculpas por lo que había sucedido.

Damiani reconoció la llamada que recibió su secretaria, pero entendió que la disculpa que debía recibir Peñarol era institucional y no personal.

El exvicepresidente de Nacional había explicado a El Observador el lunes que el problema que se registró en el palco fue porque un niño, previo al comienzo del encuentro, pegó la gallina en el vidrio.

El hecho se registró antes de que ingresara Astori, quien es asiduo concurrente al palco número 2 del Parque Central.


Populares de la sección

Comentarios