Nacional le sacó provecho y se mantiene arriba

Fénix comenzó mejor, pero sus errores le abrieron el partido al tricolor que terminó ganando 2 a 0
Es imposible saber qué podía pasar en el partido si Fénix no se hubiera quedado con 10 hombres a los 34 minutos del primer tiempo por una tontería de Mateo Carro. Lo cierto es que hasta ese momento el conjunto de Capurro lo tenía controlado y había generado más ocasiones que su rival. Pero desde el codazo de Carro contra Romero (o, más precisamente en el segundo tiempo) Nacional le encontró la vuelta como dijo Munúa, se encendió Ignacio González y terminó ganando 2 a 0 para mantener la punta en solitario disputadas nueve fechas del Apertura.

Fénix no pudo mantener el esquema ideado por su técnico Rosario Martínez. Aunque conservó a los tres delanteros y se acercó con peligro al arco de Conde en el complemento, el tricolor encontró atrás los huecos que no tuvo en la primera parte.

El primer gol llegó por una desgracia de Ignacio Pallas que desvió de cabeza un tiro libre de Amaral y venció a su compañero Denis. El segundo cayó cuando se jugaban los minutos de adición. Nacho González encontró el espacio y el tiempo para meter el zurdazo matador.

Nacional halló la luz en los pies de González que entró al campo de juego cuando se lesionó Fucile. En los últimos minutos del primer tiempo se ubicó por la derecha, pero en el entretiempo Munúa rearmó la figura: Nacho se fue de enganche y Amaral volanteó por la derecha.

Ambos manejaron la pelota y aparecieron los espacios. Abero tuvo mayor participación por izquierda y la movilidad de Fernández y Alonso en el ataque resultó difícil de contener para los defensores de Fénix.

En el primer tiempo se habían lucido, con un buen trabajo de Pallas especialmente en el juego aéreo. El fuerte medio con Ferro, Schetino, Carro y la colaboración de Maxi Pérez que se plegaba cuando la pelota la tenía Nacional, metía presión y no dejaban ni respirar a los tricolores.

Conde se arriesgó en dos ocasiones para tapar una entrada de Cavallini y desactivar otra de Waterman. Después sacó al córner un cabezazo de Cavallini y un misil de Zazpe desde afuera del área. Lo dicho: en el arranque del encuentro el que mandaba era Fénix. Pero se le salió la cadena a Carro y dejó a su equipo desequilibrado. La superioridad numérica no se notó en ese tramo final, pero si en el complemento.

Matías Cabrera le brindó la frescura que había perdido Amaral por el cansancio. Nacional llegó con muchos hombres al área. Nacho tuvo un disparo frontal y alto. Luego una gran jugada combinada terminó con una gran atajada de Denis frente a Alonso.

Los partidos de fútbol se pueden romper por innúmeros motivos y ayer todos favorecieron al líder del campeonato.


Embed



Populares de la sección

Acerca del autor