Nacional entre la historia y la realidad

Ganó tres veces la copa, pero hace 20 años que participa seguido y en ese lapso solo una vez llegó a semis

El 19 de mayo del año pasado la Bombonera estaba llena y sufriendo. Boca Juniors y Nacional definían por penales el pasaje a semifinales de la Copa Libertadores. Esteban Conde se había quedado con los tiros de Pablo Pérez y Juan Manuel Insaurralde, pero increíblemente los tricolores fallaron tres remates consecutivos (Agustín Orión se los atajó a Gonzalo Porras, Santiago Romero y Felipe Carballo) y el clasificado fue Boca. El tricolor, dirigido por Gustavo Munúa, pero con nueve jugadores titulares que aún se mantienen en el plantel, dejó escapar una gran chance de clasificar entre los cuatro mejores del continente.

Ese mérito lo alcanzó en 2009 conducido por Gerardo Pelusso y de aquel grupo de futbolistas solo permanece Diego Arismendi. Con la rica historia que tiene el club (campeón de América en 1971, 1980 y 1988) llegar a semifinales no parece un gran logro. Menos si tiene el récord de 21 clasificaciones consecutivas al torneo que a partir de esta edición se jugará durante todo el año.

Es decir que hace 20 años que Nacional participa sin faltas de la Copa, pero su mérito más importante es un cuarto puesto. Sin embargo, la realidad indica que desde 1997 el tricolor siempre se quedó en el grupo, en octavos o en la primera fase, excepto en 2002 y 2016 (llegó a cuartos de final) y 2009 (alcanzó semifinales).

El jueves a la hora 21 frente a Lanús en el estadio Ciudad de Lanús comienza un nuevo desafío. Otra ilusión, como tantas veces se escribió y como lo dijo Martín Ligüera el jueves pasado en conferencia de prensa: "Estamos ilusionados con la Copa".

El presidente José Luis Rodríguez dijo durante la campaña para las elecciones que quería formar un equipo para ganar la Libertadores, no solo para participar, y este año le manifestó a Referí que hay plantel para lograrlo.

El técnico Martín Lasarte, que supo levantar la copa como futbolista en 1988, dio su versión a Referí sobre las posibilidades de ganarla nuevamente: "Da la sensación de que es más difícil. Si en la década de 1980 ganaste cuatro veces entre Nacional y Peñarol y a partir de ahí nunca más, evidentemente pasaron cosas que lo hacen más complicado. Esta es una de ellas, el poderío económico frente a otros países también, pero no es el único. La organización, ese es otro tema que acá se sufre y es importante. Acá siempre está desorganizado frente a las ligas de otros países".

El sorteo del calendario lo depositó en el grupo 7 con Lanús, Zulia y Chapecoense. En los papeles, un grupo accesible. Lanús es el más encumbrado, pero está inmerso en una crisis interna del fútbol argentino; Chapecoense se tuvo que reinventar tras el accidente de avión cuando iba a jugar la final de la Copa Sudamericana y Zulia es fuerte en su país.

Nacional cuenta con un plantel competitivo para el ámbito local (fue el último campeón), con futbolistas experimentados como Conde, Fucile, Polenta, Arismendi, Tata González, Otálvaro, Ligüera, Viudez y otros que generan expectativas entre sus hinchas, como Ramírez, Aguirre y Silveira. Este es el presente con el que tratará de romper la historia reciente.

Los rivales

Lanús en medio de la crisis
El fútbol argentino está parado y por tanto Lanús jugó por última vez un partido oficial el 4 de febrero ante River Plate, final de la Supercopa que ganó 3-0. El año pasado ganó el campeonato de Primera división y la Copa Bicentenario. El granate participó 5 veces de la Copa Libertadores y su mejor recuerdo es de 2014, cuando avanzó hasta cuartos de final.

Zulia, bien reforzado
Zulia es de los mejores equipos de Venezuela en la actualidad. Ganó el torneo Clausura pasado y perdió la final de la liga contra Zamora. Para esta temporada se reforzó con tres exjugadores de la selección: Juan Arango, Yohandry Orozco y Reny Vega. Va cuarto en el actual torneo Apertura, con un partido menos jugado. Su presidente es el actual DT de The Strongest, César Farías.

Chapecoense quiere resurgir
Chapecoense contrató a 22 futbolistas (entre ellos al uruguayo Emilio Zeballos) tras la tragedia aérea que dejó a 19 muertos entre los integrantes del plantel en el accidente ocurrido cerca de Medellín en noviembre pasado. Tras la tragedia disputó 11 partidos por los torneos locales y ganó 5. En los últimos días despidió al argentino, ex Peñarol, Alejandro Martinuccio.


Populares de la sección

Acerca del autor