Nacional goleó y clasificó

Con goles de Rolín, Bueno, Recoba y Vecino, los tricolores le ganaron 4 a 0 a Deportes Iquique clasificaron a la siguiente ronda

Era complicado. Por los dos goles recibidos, porque no se había marcado ninguno de visitante y porque un tanto del rival en el Centenario hubiese sido letal. Sin embargo, la rebeldía, la convicción, el buen fútbol que por momentos exhibió y por la categoría de algunas individualidades, Nacional goleó y clasificó este martes a la siguiente ronda de la Copa Sudamericana.

Desde el principio, el tricolor asumió el rol protagónico del partido. El resultado le demandaba esa actitud y por eso salió con todo. Con ideas claras y con la intención de llevarse al rival por delante.

Tal fue así que en la primera jugada que tuvo, marcó el primer gol. Fue un centro de Matías Cabrera que conectó Alexis Rolín para mandarla al fondo de la red. Un inmejorable arranque antes de los primeros 15 minutos, que permitió hacerle sentir el rigor al rival de jugar en el Centenario.

Al margen de esta supremacía tricolor, Iquique intentó jugar en campo enemigo y tuvos sus jugadas de riesgo, tras errores en la zaga de Scotti y Rolín. Allí apareció en dos oportunidades la figura de Bava, aunque en una oportunidad con una dosis de imprudencia.

Ese adelantamiento del elenco chileno, permitió que Nacional encontrara más espacios a partir del contragolpe, con Recoba en cancha, a partir de la salida de Sánchez por lesión, quien permitió tener más la pelota y clarificar el fútbol de mitad de cancha hacia delante.

Fue que, con un envío profundo a Gonzalo Bueno -quien gravitó permanentemente por izquierda-, el tricolor encontró el segundo gol del partido, que le permitía igualar la serie. Testazo para los trasandinos para irse al descanso preocupados y los albos con la motivación de tener cerca el resultado.

En el complemento, con el gran despliegue de Calzada en la mitad de la cancha, marcando y jugando, y con un Bueno explosivo por izquierda, Nacional tenía armas para ofender al rival, aunque, este, ya decidido a buscar ese gol de visitante que le garantizara que no hubiese penales y obligara al tricolor hacer dos más.

Iquique nunca se replegó ni se rindió. Fue a buscar el partido, con Rodrigo Díaz como el productor de fútbol. Y fue allí que creció la figura de Jorge Bava. Tapó un disparo a quemarropa y salió bien cada vez que fue exigido en pelotas aéreas.

Cuando el partido agonizaba, y parecía que la historia podía definirse en los penales, apareció Recoba. Un "Chino" que no pudo demostrar las virtudes que lo caracterizan a lo largo del juego, pero que su zurda endiablada siempre marca la diferencia. Y fue así que en el borde del área mayor, el "20" apuntó a un palo y, con potencia y al ras del piso, mandó el balón al fondo de la red para hacer explotar de júbilo a las más de 40.000 almas que acudieron al Centenario.

Así y todo, Iquique fue, pero se encontró con Bava, un muro inexpugnable que le impidió vulnerar el arco tricolor.

En los descuentos, Vecino, ingresado en el complemento, le dio el broche de oro cuando hizo el cuarto y último tanto del partido.

Los albos ganaron, por momentos mostraron buen fútbol, y clasificaron a la siguiente ronda de la Copa Sudamericana.


Populares de la sección

Acerca del autor

Comentarios