Nacional ganó por penales el clásico de verano

El conjunto tricolor fue mejor que Peñarol, sobre todo, tras la expulsión de Aguiar a los 30 minutos

Poco y nada. Eso se vio anoche. Como siempre ocurre en pretemporada, una frase recurrente. Pero Nacional fue más y debió ganarlo en los 90. No pudo, no supo y no lo dejaron, porque Peñarol se defendió en todo el segundo tiempo sin patear siquiera una vez al arco tricolor en esos últimos 45 minutos.

Claro, el equipo de Pelusso jugó una hora con un hombre de más y no lo supo aprovechar.

Quizás se esperaba más de Peñarol porque la mayor parte de los jugadores venían de jugar juntos durante un gran tiempo.

Los aurinegros comenzaron mejor, pero de a poco se fueron quedando.

Obviamente que tanto desde el punto de vista físico como futbolístico, a ninguno de los dos se les podía pedir un juego espectacular porque hace poquísimos días que volvieron a entrenar. Pero sí otro trato de balón, un juego más asociado que no se vio.

Peñarol se quedó sin salida por las puntas con dos jugadores que  casi ni aparercieron: Estoyanoff, bajo por derecha, y el Japo Rodríguez que sigue sin entenderse cómo continúa jugando como titular.

Aguiar manejaba bien la pelota hasta que sufrió –correctamente– su expulsión a los 30 minutos. Eso obligó al técnico Jorge Goncálvez a colocar a Ignacio Nicolini –lo convocó el viernes porque no estaba entre los concentrados y se puede ir cedido a Cerro Largo– en la mitad del terreno para tratar de conseguir más balance. Así se tuvo que ir Carlos Núñez en el cambio, otro de los futbolistas que sigue sin convencer.

Entonces la pelota no le llegaba nunca a Jonathan Rodríguez quien era seguido por todo el frente de ataque por Guillermo De los Santos.

Nacional, en tanto, comenzó a manejar los hilos, sobre todo, luego de tener un hombre de más. Renato César se juntó por derecha con Pablo Álvarez y complicaron mucho a Pablo Lima en su debut clásico.

Lo del lateral aurinegro hay que dividirlo en dos: tuvo dos remates libres muy peligrosos, pero en la marca, lo complicaron.

Algo positivo para Nacional fue el repunte que mostró con relación a la temporada pasada el Morro García, a quien se lo vio con otra actitud y llegó un par de veces con peligro complicando a Danilo Lerda.

Entre él y Renato César se las ingeniaron para complicar a la última zona aurinegra. Además, De Pena tuvo un buen comienzo, pero se fue apagando con el correr de los minutos. Todo era mucho más claro para los de Gerardo Pelusso.

Alos 65 minutos, tras una nueva falta de Viera, llegó un tiro libre de Gonzalo Ramos que pegó en el ángulo del arco aurinegro. Nacional amenazaba y era más en la cancha. Se hacía sentir el hombre de más, pero trataba mejor la pelota, jugaba por afuera y creaba peligro, algo que el rival no hacía.

Los aurinegros se defendían bien con Baltasar Silva –el más claro desde el primer tiempo– y Macaluso.

De a poco –como se preveía en una pretemporada con un hombre de más– Nacional fue el verdadero protagonista, el dueño de la pelota y de casi todo. Peñarol no reaccionaba, no tenía piernas y se veía venir el tanto albo.

A los 80’, un gran desborde de Díaz, dejó solo a Gonzalo Ramos de cara al gol,  pero su cabezazo se fue afuera.

Peñarol solamente jugaba a aguantar el 0 en su arco. No se podía esperar mucho más por el poco trabajo desde el comienzo –empezó las prácticas cinco días antes del clásico– y tenía un hombre de menos.

El desempeño futbolístico fue pobrísimo por parte de los dos, pero el que mostró menos fue el equipo mirasol.

Nacional buscó y buscó, pero finalmente no logró vulnerar el arco aurinegro y entonces, como ocurrió tantas veces en los clásicos de verano, se debió recurrir a los penales.

En la definición se dio lo que se esperaba en la cancha, cristalizando el triunfo para llegar a la final. Así, terminó con una racha de tres derrotas consecutivas ante Peñarol, aunque ahora hace cinco clásicos que no le gana a su rival en el tiempo reglamentario.

Detalles del partido:

Nacional: Leonardo Burián; Pablo Álvarez, Guillermo De los Santos, Ismael Benegas, Juan Manuel Díaz; Maximiliano Calzada (75´Hugo Dorrego), Rafael García; Renato César, Gonzalo Ramos, Carlos De Pena (46′ Gastón Pereiro); y Santiago García (46′ Alexander Medina). DT: Gerardo Pelusso.

Peñarol: Danilo Lerda; Baltasar Silva, Damián Macaluso, Gonzalo Viera, Pablo Lima (51′  Nicolás Raguso); Luis Aguiar, Sebastián Piriz, Fabián Estoyanoff (76´Hernán Novick), Jorge Rodríguez (46′ Mauro Fernández); Jonathan Rodríguez (66′ Paolo Hurtado) y Carlos Núñez (35′ Ignacio Nicolini). DT: Jorge Goncálvez.

Tarjetas amarillas: 2′ Santiago Silva (N),  2′ Luis Aguiar (P), 17′ Renato César (N), 23′ Carlos De Pena (N), 58′ Gonzalo Ramos (N), 64′ Gonzalo Viera (P), 69´Rafael García (N), 74´Sebastián Píriz (P), 77´Danilo Lerda (P), 79´Alexander Medina (N), 79´Nicolás Raguso (P), 81´Hernán Novick (P), 93´Paolo Hurtado (P).

Tarjetas rojas: 30′ Luis Aguiar (P).

Penales: Nacional 4-Peñarol 3:

Medina (N) gol, Novick (P) gol, Pereiro (N) gol, M. Fernández (P) gol, César (N) atajó Lerda, Nicolini (P) desviado, Dorrego (N) gol, Raguso (P) gol, Benegas (N) gol, Hurtado (P) atajó Burián.


Populares de la sección

Comentarios