Nacional fue demasiado para Villa Teresa

El tricolor venció 4-1 al debutante en Primera división; lo hizo con un fútbol apabullante, con jugadores que rayaron a gran altura, como Nacho González, Porras y Espino

Los hinchas de Nacional se fueron del Parque Central con un sabor dulce, con buenas sensaciones, con ganas de ver otra vez al equipo cuánto antes. Los tricolores se retiraron orgullosos del estadio, ilusionados, porque además de ganar y golear, el cuadro de Gustavo Munúa también gustó.

El despliegue de los futbolistas dentro del campo, el cuidado del balón y la velocidad para llegar al área contraria, fueron los argumentos con que se presentó esta nueva versión tricolor.

Demasiado para el benjamín Villa Teresa. Se sintió agobiado el equipo de Vito Beato. Y si bien se puso a un gol cuando terminaba el primer tiempo por un descuido defensivo, en ningún momento resultó un peso para los locales.

La diferencia resultó abismal. El 4-1 ya es contundente, pero pudieron ser algunos más. En el segundo tiempo, cuando el Villa empezó a sentir el jugador de menos por la expulsión -exagerada- de Daniel Pereira, Nacional llegó por todas partes.

Si hay que buscarle un punto negativo tal vez sea ese: falló muchas ocasiones de gol. En partidos más cerrados puede generarle problemas. Y a la hora de ser rigurosos, el descuido en el gol de Gabriel De León -se adelantó a todos y cabeceó un tiro libre muy bien ejecutado-, es otro punto en contra.

De todas formas, el retorno de Diego Polenta sumó carácter a la línea de cuatro. En velocidad perdió la única vez que lo encaró Curbelo. Pero se sabe que ese no es su fuerte. Polenta es personalidad, mañas para cuidar la pelota y ayer le agregó pelotazos muy bien dirigidos en profundidad.

Este Nacional versión 2015-2016 no se encajona, no se mete en un callejón sin salida, no choca contra un muro. Tiene la paciencia necesaria como para sacar la pelota hacia atrás y volver a empezar. Ahí son claves Esteban Conde y los zagueros. Juegan al límite y en alguna ocasión les puede costar caro, pero se tienen confianza y eso es importante.

De mitad de cancha hacia adelante Nacional fue desequilibrante. El tándem que conforman Carlos De Pena y Alfonso Espino cavaron un surco. Se entienden, se conocen. Ayer no funcionó Leandro Barcia, entonces el ataque se volcó a la zurda.

De Pena y Espino tuvieron dos asistentes de lujo: Gonzalo Porras e Ignacio González. Nacho está reencontrando su mejor nivel y es una buena noticia para el fútbol. Cabeza levantada, precisión, elegancia para enganchar y dejar de cara al gol a su compañero. En el primer tiempo le puso una pelota a Iván Alonso que fue una poesía. El goleador pifió y terminó afuera. Pero los hinchas calentaron las manos aplaudiendo al número 10.

Porras también tuvo una tarde-noche excelente. Por algo ha sido el mejor volante del fútbol uruguayo en los últimos dos años. Lo que marca, lo que quita y lo que juega no es proporcional a su figura recorriendo la cancha. Parece que no llega, pero siempre llega.

Nacional se puso en ventaja a los 22 minutos cuando De Pena recibió un cambio de frente de González y batió a Tourn. En esa jugada hay que destacar también la decisión del árbitro Rojas, quien dio la ley de ventaja en una falta contra Barcia porque la pelota derivó a Nacho.

Damián Eroza -Nacional jugó tan bien que su debut pasó inadvertido- metió un centro y Alonso desvió notablemente de cabeza. La pelota se metió en el ángulo y fue el segundo para los tricolores.

El gol sucedió un minuto después de la expulsión de Pereira, por lo que el destino de Villa Teresa estaba sentenciado. Aún cuando logró el descuento antes de que se terminara la primera parte.

Nacional continuó apabullando en el complemento. El premio fue el tercer gol, obra de Nacho González con un remate desde afuera del área.

Antes del cuarto gol sucedió la única atajada que se recuerde de Conde. Un tiro libre de Ademar Martínez que el golero alcanzó a manotear al córner.

Enseguida Porras presionó a Viñas en la salida. Le robó el balón, se lo cedió a Alonso y éste a De Pena. Disparo rastrero y gol.

Nacional tuvo tiempo y espacio para los lujos. Alonso dejó pasar, Amaral se la devolvió y el toque del goleador se perdió apenas afuera. Después, un zurdazo de Amaral, un remate de Loco Abreu y otra ocasión desperdiciada por Otormín -los tres que ingresaron en el complemento-, demuestran las facilidades que tuvo el último campeón Uruguayo.

El comienzo oficial de Nacional es fantástico. Siete goles a favor y uno en contra. Se podrá decir que Oriente Petrolero y Villa Teresa son rivales de poca monta. Pero tantas veces falló en similares ocasiones, que por ahora, es tiempo de celebrar.

NACIONAL 4
Esteban Conde 6
Damián Eroza 5
Matías Malvino 5
Diego Polenta 6
Alfonso Espino 7
Gonzalo Porras 7
Santiago Romero 6
Leandro Barcia 5
Ignacio González 7
Carlos De Pena 7
Iván Alonso 6
DT: Gustavo Munúa

VILLA TERESA 1
Pablo Tourn 4
Walt Baez 4
Jonathan Souza 5
Daniel Leites 4
Gabriel De León 5
Daniel Pereira 4
Ademar Martínez 5
Martín Arguiñarena 6
Gonzalo Curbelo 5
Diego Martiñones 4
Maximiliano Russo 4
DT: Vito Beato

CAMBIOS EN NACIONAL: 64' Rodrigo Amaral (5) x González, 73' Leandro Otormín x Barcia y 76' Sebastián Abreu x Alonso

CAMBIOS EN VILLA TERESA: 45' Diego Viñas (4) x Russo, 64' Diego Denis x Curbelo y 78' Cristian Gutiérrez x Martiñones

CANCHA: Parque Central

JUEZ: Oscar Rojas (4)

GOLES: 22' y 70' De Pena (N), 42' Alonso (N), 45' De León (VT) y 52' González (N)

EXPULSADO: 41' Pereira (VT)

AMARILLAS: Viñas, De León y Souza (VT)


Populares de la sección

Acerca del autor