Nacional es enemigo de su propia identidad

El conjunto tricolor no encontró su juego y rescató un punto en Florida ya que El Tanque pudo haber ganado perfectamente; Esteban Conde se atajó casi todo y fue la figura

No fue su día. Le salió muy poco de lo previsto. Deambuló por la cancha y se estrelló contra un rival bien parado. Se repitió en errores defensivos y ante la desesperación final, en centros. Así Nacional perdió dos puntos, pero en realidad, por como se dio el encuentro, se puede decir que ganó uno.

El Tanque planteó un partido de ida y vuelta como ya lo había hecho contra Peñarol, el otro grande. No se amilanó, no se tiró atrás ni mucho menos, sino que tomó el protagonismo y fue al frente.

Nacional se vio sorprendido. Si bien se puso tempranamente en ventaja con un gol de Sebastián Fernández, el equipo no mostraba solvencia, carecía de sorpresa y de juego. Fue maniatado por su rival que no lo dejó jugar y que, a su vez, supo hacer el negocio que más le convenía.

Atacó casi siempre por su derecha –la izquierda se tricolor– y comenzó a hacer estragos porque Alfonso Espino tuvo una tarde para el olvido y Diego Polenta no lo ayudó mucho.

Entonces debió aparecer la figura inconmensurable del arquero Esteban Conde para erigirse en una muralla casi inexpugnable. Notable desde todo punto de vista, sacando goles cantados y hasta atajando un penal a los 35 ' a Elías Ricardo Figueroa.

Para que Nacional no saliera de este empate –que igual lo mantiene en la punta con un partido de más– se dieron un par de circunstancias que le jugaron en contra.

"El rival juega", como dijo Gustavo Munúa al final del encuentro y eso está en la tapa del libro. Pero su equipo también debe jugar y el sábado no se vio.

Porque más allá de ese protagonismo de El Tanque, hubo varias individualidades tricolores que prácticamente desaparecieron.

La más llamativa fue Gonzalo Porras –quien volvía tras su suspensión– que en ningún momento controló el balón y ni siquiera metió un pase interesante a algún compañero de ofensiva. Cuando esto ocurre, como ocurrió, Nacional obviamente lo siente.

Porras fue una especie de doble 5 con Sebastián Eguren y para un futuro habrá que ver si desde el punto de vista táctico, esa dupla rinde. Porque Eguren hizo lo suyo, pero no pesó ofensivamente.

De mitad de cancha hacia arriba, el que fue bien marcado y por primera vez no logró mostrar su nivel superlativo, fue Iván Alonso. Entre Joaquín Aguirre y Juan Pablo Péndola supieron controlarlo muy bien.

Matías Zunino, en tanto, se hacía un picnic con la dupla Polenta-Espino y de no ser por Conde con cuatro atajadas –dos a Figueroa, más el penal, y otra al propio Zunino–, El Tanque hubiera merecido irse al término del primer tiempo con el empate.

Pero la inteligencia táctica de Julio César Antúnez fue decisiva para cambiar la historia al darle cabida a Yuri Galli. Con su ingreso para jugar el segundo tiempo, abrió más la cancha, pasó a jugar en el sector que más le dolía a Nacional y enseguida vino el gol de Callorda para el empate.

Desde allí, el encuentro se hizo de ida y vuelta con un Nacional bastante estático y lento. Munúa buscó con todos los cambios posibles, pero no logró el cometido. Leandro Barcia sigue con una crisis de personalidad y casi no desbordó en su propia ciudad y ante su gente.

Quien sí le dio otro aire al equipo fue Nacho González, pero estuvo poco acompañado por la intermitencia de Porras y por un Amaral demasiado estático que solo apareció a los 90+1' con un tremendo disparo que Leandro Gelpi sacó espectacularmente al córner.

Jugando así, poco más se podía esperar de Nacional que no encontró su brújula en Florida y que se vio sorprendido por un rival que perfectamente se pudo haber llevado los tres puntos, ya que hasta el propio final y ya a esa altura, jugando de contragolpe, estuvo muy cerca del segundo, primero con Facundo Moreira –la sacó Gorga en la línea– y luego una vez más con Callorda.

Para El Tanque, fue un premio a la búsqueda constante. Para Nacional, un resultado inesperado quizás por lo que venía mostrando el equipo. Fue un llamador casi a medio camino del torneo como para darse cuenta a tiempo de que también se puede ser su propio enemigo.

EL TANQUE SISLEY 1

Leandro Gelpi 6

Matías Zunino 7

Joaquín Aguirre 6

Juan P. Péndola 6

Y. Moreira 5

Juan C. Amado 4

Facundo Moreira 7

Nicolás Díaz 4

Franco López 5

M. Callorda 6

Elías R. Figueroa 4

DT Julio C. Antúnez

NACIONAL 1

Esteban Conde 8

Santiago Romero 5

Sebastián Gorga 5

Diego Polenta 4

Alfonso Espino 3

Gonzalo Porras 4

Sebastián Eguren 5

Rodrigo Amaral 5

A. Barbaro 5

S. Fernández 6

Iván Alonso 4

DT Gustavo Munúa

CAMBIOS EN EL TANQUE SISLEY: 45' Yuri Galli (6) x Figueroa, 61' Luis Machado (5) x López y 83' Matías López x Díaz

CAMBIOS EN NACIONAL: 67' Leandro Barcia (4) x Barbaro, 69' Ignacio González (5) x Eguren y 73' Sebastián Abreu (5) x S. Fernández

CANCHA: Estadio Campeones Olímpicos

JUEZ: P. Giménez (6)

GOLES: 13' S. Fernández (N) y 46' Callorda (ETS)

TARJETAS AMARILLAS: F. Moreira y Callorda (ETS)

INCIDENCIA: A los 35' Conde (N) le contuvo un penal a Figueroa (ETS)

HUBO VARIOS DETENIDOS

Según anunciaron el sábado varios medios periodísticos de Florida, hubo al menos una decena de hinchas de Nacional detenidos en la capital floridense. A su vez, se llevó a cabo un robo en un comercio céntrico, en el que se llevaron mercadería que fue incautada por la Policía y se detuvieron a quienes participaron del mismo.

"INTENTAMOS PERO NO SE NOS DIO"

Gustavo Munúa habló del empate y admitió que el pasto largo del Campeones Olímpicos y el juego del rival, lo complicaron.

"Lo intentamos liquidar pero no se pudo. El pasto estaba muy alto y eso a veces complica. Seguimos primeros y ahora viene un partido muy importante ante Defensor en casa que hay que ganarlo", explicó el entrenador albo.

A su vez, agregó que "el rival también juega y nos complicó un poco. De todas maneras, como decía, seguimos punteros. Lo ideal siempre es ganar, pero hoy no se pudo. Intentamos liquidar el partido pero no se nos dio. Ellos encontraron el gol ni bien comenzó el segundo tiempo y ahí cambió el encuentro".

Munúa habló del estado del pasto de la cancha. "Para hacer un juego dinámico o a un toque, con este tipo de canchas con césped alto, la pelota pica más que lo normal y te enlentece el juego este campo. Sabíamos que iba a pasar así, pero intentamos de todas maneras y al final no se pudo dar".

El entrenador tricolor expresó a su vez que "tuvimos problemas para generar juego, pero hay que tener en cuenta que el rival también hace lo suyo".

Por su parte, el delantero de El Tanque, Maximiliano Callorda, autor del empate sostuvo que "jugamos un gran partido y conseguimos un empate ante un equipo que tiene futbolistas de clase. El Tanque siempre le pelea los partidos a los grandes".





Populares de la sección

Acerca del autor