Nacional encuentra el ritmo

Nacional le ganó con claridad a Central Español 2 a 0 en el Centenario con goles de Luna y Bueno

De a poco, partido a partido, Nacional se está afirmando. Anoche venció a Central Español y se ubicó en la cima del Apertura (con un partido más), pero lo más destacable es que el equipo está en camino de hallar el fútbol que pretende el técnico Gustavo Díaz. “Si pasan cinco o seis partidos y Nacional no encuentra el rumbo, ahí sí me voy a preocupar”, dijo el Chavo después de las dos primeras presentaciones oficiales del tricolor, en las que el funcionamiento no resultó el adecuado. En ese momento el entrenador no había tenido el tiempo suficiente para trabajar con los futbolistas y el resultado estaba en la cancha.

Es que además, en las retinas de los observadores de fútbol aún se  mantenía fresco el rendimiento que Díaz logró con Defensor Sporting en la temporada pasada. Un conjunto moderno, de ida y vuelta, solidario, que se destacaba más por su cooperativismo que por las individualidades, si bien tuvo jugadores notables como Nicolás Olivera, Federico Pintos y Matías Britos. Entonces, era lógico que se le exigiera al técnico.

Ahora, con seis partidos a cuestas (tres de la Copa Sudamericana y tres por el Campeonato Uruguayo), aparece el equipo que pretende el técnico. Es aún apresurado afirmar que está para avanzar hasta los puestos de definición del torneo continental, por ejemplo, porque los rivales no han sido de jerarquía. Pero en el torneo de cabotaje, tal como lo marca la historia y sobre todo el presente, y si no pasa nada extraordinario, el bolso va a estar entre los protagonistas principales.

La velocidad de sus delanteros de punta y el talento de Álvaro Recoba para habilitarlos, hacen de Nacional un conjunto desequilibrante.

Central Español se arriesgó ayer en el Estadio Centenario y lo pagó caro. Dejó deambular a Recoba y descuidó las bandas. Una trampa mortal. Con tiempo y espacio, Adrián Luna y Gonzalo Bueno se divirtieron. Marcaron los dos primeros goles y el futuro del partido.

Pero Nacional tiene un punto débil y es el mediocampo. No por el rendimiento de los jugadores, porque Facundo Píriz es un titán recuperando pelotas y Maximiliano Calzada lo acompaña con un trajinar espectacular y además, intentando con remates desde afuera del área; ayer lo hizo en dos ocasiones. El tema es que no tienen refuerzos y frente a un rival con mayor poderío, que explote más esa zona, el tricolor puede sufrir bastante.

Nacional abrió la cuenta en el primer tiempo por intermedio de Luna. Recoba habilitó con un pase de primera a Álvarez y éste asistió al delantero. El rendimiento del lateral izquierdo es otro de los puntos destacados de Nacional, porque aún jugando con perfil cambiado, en cada partido se siente más cómodo. Difícil decisión tendrá el director técnico cuando se recupere totalmente Juan Manuel Díaz.

El otro gol lo marcó Bueno. Contragolpe, pase preciso de Recoba, el delantero desparramó a su marcador y remató cruzado ante la salida de Ignacio De León. Ocurrió en el segundo tiempo y con eso le alcanzó al tricolor para dejar atrás a Central y ponerse a pensar en Liga de Loja, el rival del martes próximo por la Copa Sudamericana.

Nacional está encontrando el ritmo que quiere el Chavo Díaz. Fútbol con mucho toque, de rápida transición en la mitad de la cancha, con el cerebro del Chino Recoba y la explosión por las bandas. Es una buena noticia para los albos.


Populares de la sección

Comentarios