Nacional empieza perdiendo: dos jugadores procesados

Arismendi y González viajaron a España sin pedir permiso y tendrán 10 días de prisión domiciliaria

Ignacio González y Diego Arismendi fueron procesados con 10 días de prisión domiciliaria por no haber pedido permiso a la justicia para salir del país cuando Nacional viajó a jugar la Teresa Herrera, por tanto no solamente no podrán actuar el domingo en el inicio del torneo Apertura, sino que por ese lapso de tiempo tampoco podrán concurrir a los entrenamientos.

Un problema impensado para Álvaro Gutiérrez a cinco días del partido contra Defensor Sporting, teniendo en cuenta que ambos son titulares en su esquema. Es más, el martes en la conferencia de prensa el entrenador deslizó la idea de que Arismendi pudiera jugar en la zaga debido al flojo rendimiento que tuvo el equipo en su incursión española.

Arismendi y González, acompañados por el delegado del club Alejandro Balbi, se presentaron “voluntariamente” ante la jueza Blanca Rieiro y el fiscal Gustavo Zubía, horas después de regresar de España y reconocieron el error. “Parte de las limitaciones que tienen los procesados es pedir autorización cuando salen del país” dijo Zubía a El Observador.

Es que aún sigue abierta la causa por la que cinco jugadores de Nacional y cuatro de Peñarol (entre los que están incluidos Arismendi y González) fueron procesados sin prisión en enero después de pelearse durante un clásico. “Los expedientes son lentísimos y recién están en la parte de la acusación, después viene la sentencia”, señaló Zubía.

En otras oportunidades, para disputar partidos por Copa Libertadores o para irse de vacaciones, la jueza les otorgó el permiso previo pedido de autorización.

Los futbolistas podían haber ido a prisión en esta oportunidad, pero el fiscal Zubía le pidió a la jueza solo la prisión domiciliara debido al gesto que tuvieron de presentarse por voluntad propia a reconocer el error.

No obstante, la jueza negó el  pedido que hizo Balbi de que los futbolistas pudieran salir para jugar o entrenarse.

No pueden retirarse de sus domicilios y serán vigilados. Una fuente indicó a El Observador que los jugadores “estaban molestos con el sistema judicial porque indicaron que fue solo un olvido”. En el club tricolor entienden que los futbolistas también son responsables de la omisión porque “el pedido de autorización es personal”.

Balbi, que fue quien participó en la causa en enero, estuvo en los últimos días de viaja en Europa defendiendo los intereses de Luis Suárez ante el TAS. Y Gutiérrez tendrá que pensar en estos días cómo sustituirlos en el equipo.


Populares de la sección

Comentarios