Nacional empezó el plan recambio

Los tricolores iniciaron la temporada con varios jugadores experimentados, pero la terminan sin conseguir los objetivos y con el protagonismo de cinco juveniles

Nacional apostó a un plantel de veteranos y no consiguió los objetivos. Empezó el semestre soñando con ganar el tricampeonato Uruguayo y lo está terminando con la necesidad de cuidar el tercer puesto en la Tabla Anual para no quedarse sin la clasificación a la Copa Bridgestone Libertadores del año próximo. Lo empezó con la ilusión que generaban jugadores como Alejandro Lembo, Andrés Scotti, Álvaro Recoba, Sebastián Abreu, pero en el último tramo comenzaron a tomar protagonismo Carlos De Pena, Hugo Dorrego y Nicolás Prieto, mientras está latente el debut en el torneo local de Sebastián Gorga.

El protagonismo de los juveniles es creciente, una señal del plan recambio que está haciendo el club para la próxima temporada, después del rotundo fracaso de la que está en juego.

Desde 2000 en adelante Nacional apostó a las divisiones juveniles y aparecieron más de 70 jugadores que alcanzaron a jugar en Primera división. Hubo momentos en los que surgió solo un jugador destacado (Luis Suárez en 2005), pero hubo otras generaciones que regalaron varios futbolistas de jerarquía, como Sebastián Coates, Santiago García, Nicolás Lodeiro y Mauricio Pereyra.

Cuando este año Eduardo Ache se hizo cargo de la institución por tercera vez, dijo que quería un plantel de futbolistas del club rodeado de cuatro o cinco jugadores desnivelantes que llegaran de afuera. En los últimos cinco meses debutaron cinco juveniles: Prieto, Dorrego, De Pena, Moreira y Gorga.

“Los trabajos en juveniles son a largo plazo. Se necesita un tiempo y Nacional lo ha tenido. Cuando hay un proyecto no se pueden tener los resultados deportivos de ganar o perder, sino de que lleguen los jugadores a Primera división de un año a otro. Claro que si es ganando, mejor”, dijo Gustavo Bueno a El Observador. Bueno es actualmente el entrenador de Tercera y uno de los que más tiempo ha trabajado con los jóvenes tricolores.

Cuando junto a Juan Carlos Blanco asumieron en el primer equipo de manera interina (entre el 7 de marzo y el 4 de abril) debutó el lateral izquierdo Maximiliano Moreira, de 18 años.

Además de los cinco jugadores que se estrenaron este año, integran el plantel Gonzalo Bueno, Renato César y Santiago Romero, quienes están haciendo sus primeras armas en Primera, aunque ya tienen un mayor recorrido que los demás.

Pero también el club tiene en préstamo a Rafael García, Gonzalo Vega y Lucas Cavallini, quienes volverán con un año de experiencia en la categoría superior.

Para Bueno, formar futbolistas es “un desafío y una responsabilidad” porque en definitiva, los clubes uruguayos viven de la venta de sus jugadores.

Coates, Rolín, Gorga

Una serie de inconvenientes en los titulares hace que Gorga tenga la posibilidad de debutar en el Campeonato Uruguayo, aunque ayer entrenó Scotti con los titulares. La expulsión de Cortés, la lesión de Lembo y la inactividad de Scotti ponen al juvenil en la zaga junto a Adrián Romero.

En los últimos cuatro años Nacional sacó a tres zagueros. En 2009 debutó Sebastián Coates y en 2011 lo hizo Alexis Rolín. El primero está hoy en Liverpool de Inglaterra y el segundo en Catania. El tercero es Gorga.

Las últimas tres fechas del Clausura serán vitales en Nacional por varios motivos. Estará en juego la clasificación a la Libertadores, la continuidad del cuerpo técnico y la de varios jugadores.

La escenografía del plantel a partir de julio será diferente. Ya no habrá tantos jugadores mayores de 30 años y sí muchos juveniles. El bajo rendimiento de los refuerzos y las lesiones que a determinada edad son recurrentes, abrirán la cancha para la sangre nueva.

Prieto (11 partidos), Dorrego (7), De Pena (6) y Moreira (2) son los que hicieron su presentación este año. De Pena fue hasta el momento el de mejor rendimiento. Los cuatro integraron el equipo titular en el partido que Nacional perdió el domingo pasado contra Juventud. Gorga estuvo en el banco de suplentes.

La realidad golpeó duro a los tricolores. La máxima presencia de jugadores “grandes” no es sinónimo de victoria. Por eso apuesta al recambio para la temporada que viene.  


Populares de la sección

Comentarios