Nacional, en el mejor momento

Nacional tiene una semana a todo o nada. Siete días de pura adrenalina. Mañana recibe a Boca Juniors y toda su parafernalia en el Parque Central por cuartos de final de la Copa Libertadores; el domingo en el estadio Centenario enfrenta a Peñarol en un momento clave del Campeonato Uruguayo, y el jueves próximo viaja a Buenos Aires para disputar la revancha contra Boca. Tres partidos con una intensa carga emocional que encuentra a los tricolores en su mejor momento, de acuerdo a las palabras de Gustavo Munúa.

"Hemos tenido un montón de problemas, tanto de lesiones como las paperas que influyeron mucho. En este tiempo intentamos regular las cargas a la mayor parte del plantel para llegar a este momento de una muy buena forma. En el tramo final de la temporada nos agarra muy bien físicamente y es importante", expresó el entrenador en conferencia de prensa.

Destacó el hecho de que la buena forma del plantel le permite "el privilegio de estar peleando el torneo local y enfrentando una eliminatoria tan importante frente a un club como Boca".

Desde el 9 de marzo en adelante el plantel sufrió las bajas por paperas de Sebastián Gorga, Leandro Barcia, Gonzalo Porras, Sebastián Fernández, Matías Cabrera y Mathías Olivera.

Munúa rotó la oncena en tres oportunidades. Frente a Plaza Colonia (0-2), Rosario Central (0-2) y Sud América (1-1).

Futbolísticamente también encontró en los últimos encuentros un rendimiento parejo. "Hemos encontrado un funcionamiento, un modelo de juego, más allá de variar el sistema; todo el plantel ha entrado muy bien" dijo Munúa y agregó que, si bien "hay jugadores que tienen más minutos que otros", está "muy contento con todo el plantel de Nacional". Dijo que cuenta con un grupo "amplio".

"Confío en todos ellos, pero es verdad que encontramos un equipo base, por decirlo de alguna manera", agregó.

Munúa y el clásico: "Ahora pienso en Boca y lo único que puedo decir del clásico es que me llama la atención el horario al que se va a jugar. Si un equipo está en la Copa me parece normal que lo cuiden. Tampoco voy a poner excusas, pero lo del horario no es normal".

Esa alineación "base" es la que jugará mañana a la hora 19:30 contra Boca: Esteban Conde; Jorge Fucile, Mauricio Victorino, Diego Polenta, Alfonso Espino; Santiago Romero, Gonzalo Porras; Leandro Barcia, Kevin Ramírez; Nicolás López y Sebastián Fernández. El técnico tricolor también destacó la armonía que existe en la institución. "Veo un Nacional muy unido en todos sus ámbitos, jugadores, dirigentes, hinchas, funcionarios... Los jugadores han transmitido algo especial hacia su hinchada, que tiene una gran expectativa y ojalá que pueda lograr el objetivo de pasar esta serie tan difícil contra Boca, sabiendo que son 180 minutos".

La química con los hinchas se da justamente por el amor propio que ponen los futbolistas en cada partido: "Los jugadores son los que motivan a la hinchada. Hay una linda energía de conseguir cosas este año. No se han conseguido porque aún no terminó el año, pero lo vamos intentar, estamos convencidos que es el camino y ojalá que podamos conseguirlas".

El Parque Central estará repleto mañana. Las entradas se agotaron en pocas horas y Nacional recibirá a Boca en su cancha después de los rumores de que tendría que jugar en el Centenario: "Todo lo que se habló nunca tenía que haber pasado, todo lo que se manejó. No era el tema si se podía jugar en el Parque o no, está más que claro que Nacional puede jugar en su estadio. Cada vez que viene un partido lindo, importante, Nacional quiere jugar en su estadio, por eso me parecía ilógico que no pudiera utilizarlo. Ojalá que la gente lo disfrute".

El entrenador habló de su rival y de la figura de Boca, Carlos Tévez: "Es un jugador importante, de mucha experiencia. El fútbol de Boca pasa mucho por él, pero Boca es un muy buen equipo, un rival muy duro, mezcla experiencia con juventud, un equipo muy dinámico, rápido, que seguro será un rival muy duro, pero nosotros tenemos muchas expectativas en esta eliminatoria".

El plantel entrenó ayer por la mañana en Los Céspedes. Nico López y Romero, que salieron sentidos del partido frente a Racing, no van a tener problemas mañana. Tampoco Victorino, quien no jugó para evitar tanto desgaste. Y vuelve Porras, tras cumplir la suspensión en el torneo local.

Se pidieron disculpas

Diego Polenta dio por cerrada su discusión con Gastón Alvite, el jugador de Racing que el domingo lo provocó y le generó enfado por tildarlo de "gordo".

"Es un tema que lo voy a dejar bien claro. Lo que pasó en el partido de Racing ya lo pude hablar con gente de Racing, allegados al muchacho, y me pidió disculpas como yo se las pedí a él", aclaró el zaguero tricolor en conferencia de prensa. "Como él dijo y yo pienso igual, son cosas que quedan en la cancha".

Concentración en Zonamérica

El plantel de Nacional queda hoy concentrado para el encuentro de mañana contra Boca. Pero no lo hará en Los Céspedes, como lo hace habitualmente, sino que se hospedará en el hotel Regency de Zonamérica. Es el lugar que los tricolores han utilizado en las últimas pretemporadas. Allí dormirán también tras el partido con Boca y es probable que continúe la concentración para el clásico.

Boca llega con Osvaldo

Después de 40 días de inactividad por una lesión, el delantero Daniel Osvaldo concentró con el plantel de Boca y viaja a Montevideo. La delegación es la siguiente: Orion, Sara, Peruzzi, Díaz, Tobio, Insaurralde, Fabra, Silva, Jara, Meli, Pérez, Carrizo, Chávez, Tévez, Pavón, Osvaldo, Erbes, Palacios y los uruguayos Rodrigo Bentancur y el ex Nacional, Alexis Rolín.

Más gente que entradas

La versión de que mañana viajarán desde Buenos Aires a Montevideo unas 6.000 personas cuando Boca dispone solo de 3.000 entradas, preocupa a Nacional y a los encargados de la seguridad. También se supone que los cabecillas de "la 12", la barra brava, llegarán al Parque Central tras ser liberados en Asunción, donde estaban presos.


Populares de la sección