Nacional, el más copado de América

El tricolor tiene el récord de participaciones consecutivas en la Libertadores, aunque la mayoría de las veces no pasó de octavos de final

Nacional es el club en América que tiene más participaciones consecutivas en la Copa Libertadores de América. Si bien la historia de los clubes se mide por la cantidad de títulos logrados, no deja de ser un mérito grande que su clasificación a la edición 2015 sea la número 19 al hilo, todo un récord para el torneo más importante del continente. El tricolor no ha dejado de competir desde 1997.

Peñarol y River Plate de Argentina le siguen con 15 cada uno, aunque en distintas épocas. Los aurinegros lo consiguieron entre 1965 y 1979 y los millonarios entre 1995 y 2009.

Pero la historia de Nacional tiene otros números como para sentirse orgulloso. Encabeza la tabla histórica con 538 puntos, seguido de Peñarol con 534. Luego vienen los grandes de Argentina: River Plate con 502 y Boca Juniors con 445. Con su clasificación a la edición 2015, alcanzó a Peñarol en la cantidad de participaciones en el torneo desde su inauguración en 1960: ambos lo hicieron en 42 ocasiones.

Sin embargo, pese a competir tan seguido, los resultados no lo han acompañado como quisieran. En 11 oportunidades quedó en octavos de final, en cuatro no pasó el grupo, en dos cayó en cuartos de final y solo una vez avanzó hasta semifinales.

La racha de Nacional comenzó después de dos fracasos consecutivos. En 1995 y 1996 no se clasificó. El primer año terminó quinto en la Liguilla. El técnico era Hugo Fernández y entre otros, jugaba Álvaro Gutiérrez, hoy entrenador. El segundo fracaso se dio después de terminar cuarto en la Liguilla, dirigido por Héctor Salva.

Con la conducción de Miguel Angel Puppo llegó la recuperación. Fue campeón de la Liguilla 1996, que clasificó a la Copa de 1997. El tricolor logró el título ganándole 2-0 a Peñarol, ambos goles de Juan Ravera. En ese equipo jugaba Álvaro Recoba, que sigue brillando. Se inició en esa edición un largo camino que aún continúa. En aquel torneo de 1997 Nacional pasó la fase de grupos que integró con Peñarol, Millonarios y Deportivo Cali, y fue eliminado en octavos de final por Colo Colo. Perdió 3-1 en el Centenario y, aunque venció 2-1 en Santiago, la diferencia de goles lo dejó afuera.

Después llegó la etapa de Hugo De León. Exitoso en el ámbito local (ganó tres campeonatos uruguayos de cuatro disputados), no corrió con la misma suerte en el internacional, donde siempre resultó eliminado en octavos de final. Con Gremio en 1998, Cerro Porteño en 1999, Bolívar en 2000 y América de Cali en 2001. Salvo en la última dos en que la llave fue pareja, en las tres anteriores acabó vapuleado por sus rivales. Gremio le ganó 4-0 en Porto Alegre y Cerro Porteño le hizo cinco en Asunción. Bolívar le marcó tres en La Paz y después le ganó por penales ya que Nacional había ganado 3-0 en Montevideo.

Con Daniel Carreño en 2002 mejoró un poco la situación. Nacional avanzó hasta cuartos de final y quedó eliminado en dos partidos muy parejos contra Gremio. Perdió 1-0 en Porto Alegre y empató 1-1 en el Centenario. En 2003 terminó su participación en octavos, pero después de dos partidos infartantes contra Santos. Empataron 4-4 en Montevideo y 2-2 en Santos. Por penales ganaron los brasileños que tenían un equipo de ensueño con Robinho, Alex, Ricardo Oliveira, Diego y Elano. Nacional mostró en aquellos encuentros los últimos pincelazos de Fabián O’Neill; marcó un gol de tiro libre en Brasil que fue una maravilla.

En 2004 sufrió un golpe duro porque resultó eliminado por Deportivo Táchira en el estadio Centenario. Había perdido 3-0 en Venezuela, ganaba 2-0 en el Centenario y en tres minutos se lo empató el Táchira. El técnico Santiago Ostolaza resultó cesado ocho partidos después.

Otro gran tropezón sucedió en 2005 cuando se reinauguró el Parque Central y Nacional cayó frente al Olmedo de Ecuador. Ese año, pese a que debutó Luis Suárez en un partido de Copa, el tricolor de Martín Lasarte no pasó el grupo. Al año siguiente avanzó a octavos de final, pero se desvaneció en octavos frente a Inter de Porto Alegre.

Con Carreño otra vez al frente, Nacional llegó a cuartos, pero no pudo contra Cúcuta en el Parque Central. En 2008 Gerardo Pelusso comenzó a formar la base del equipo tricolor que más lejos llegaría en la Copa desde que fue campeón por última vez. Ese primer año no pasó de octavos, pero en 2009 alcanzó las semifinales. Ganó el grupo, pasó en octavos por la eliminación de San Luis mexicano debido al brote de gripe aviar, dejó por el camino a Palmeiras y cayó en semis frente a Estudiantes, luego campeón.

Nicolás Lodeiro, Matías Rodríguez, Mauricio Victorino, Diego Arismendi, Adrián Romero fueron puntales de aquel equipo.

Las últimas presentaciones del tricampeón de América (1971, 1980 y 1988) no dejaron un buen sabor de boca. De 2010 a 2012 y en 2014, quedó eliminado en la fase de grupos; solo pasó ese tramo en 2013, pero cayó en octavos de final. Este año dejó algunas perlitas: el equipo fue dirigido por tres entrenadores. Con Juan Carlos Blanco como DT interino le ganó a Boca Juniors en la Bombonera y después, cuando ya estaba fijo Rodolfo Arruabarrena, quedó eliminado con Real Garcilaso de Perú.

En las últimas dos ediciones entró por la ventana a la Copa, clasificando a la primera fase como tercero del Uruguay. Nunca antes le había sucedido tener que pasar por un repechaje para ingresar a los grupos. Este año eliminó, a duras penas, a Oriente Petrolero de Bolivia.

El próximo rival será el tercer clasificado de Chile, toda una incógnita hasta el momento. l


Populares de la sección

Comentarios