Nacional cierra La Catedral

El tricolor será el encargado de jugar el último partido en el San Mamés antes de su demolición

Pichichi tenía  21 años cuando en agosto de 1913 se inauguró el San Mamés. Y, por supuesto, él fue el encargado de anotar el primer gol para su equipo, Athletic Club, que derrotó 2-1 a Racing de Irún.

Nueve años después Pichichi murió de tifus y desde la temporada 1952-1953, el goleador de la liga española recibe un trofeo con su nombre.

Pichichi y San Mamés son parte sagrada del orgullo de Athletic Club, que por estas tierras se conoce como Athletic Bilbao por el nombre de la villa donde está afincado en el País Vasco.

El 5 de junio, antes de que cumpla los 100 años, Nacional visitará San Mamés para jugar el último partido antes de su demolición.

La piqueta fatal del progreso también toca a clubes históricos. Incluso al único recinto que ha albergado a todas las ediciones de la liga española, nacida en la temporada 1928-1929.  

El equipo vasco no se quedará sin cancha. El nuevo San Mamés se construye desde mayo de 2010 y tiene fecha fijada de inauguración: el 15 de setiembre de este año.

¿Quién fue San Mamés?
El sitio donde se construyó el estadio estaba próximo a una iglesia dedicada a San Mamés, quien fue un mártir cristiano, procedente de Cesarea de Capadocia, que según la tradición fue sometido en el siglo III a tortura y condenado a morir devorado por unos leones y que por una intervención divina no lo atacaron postrándose ante su presencia. El santo los había amansado y el gobernador de Capadocia hizo matar al cristiano clavándole un tridente en el estómago. De ahí le quedó el apelativo a los jugadores de Athletic Club: los leones, en defensa de su santo.

El estadio se conoce como La Catedral. Hay varias teorías que explican esa designación. 

La primera es que antes de su construcción se derribó la capilla de San Mamés bajo el pretexto de construir una catedral.

La segunda, a la que se afilia Wikipedia, proviene de un diálogo que sostenían los habitantes de la zona: -“¿A dónde vas?  -A San Mamés -¿A la iglesia? -No, a la Catedral”.

La tercera explica el nombre en el respeto reverencial que la hinchada de Athletic brinda a los rivales, especialmente cuando estos son futbolísticamente superiores.

Así fue cuando pasó el Dream Team de Johan Cruyff en la temporada 1990-1991: Barcelona ganó 6-0 con cuatro de Hristo Stoitchkov y el público de Athletic los ovacionó de pie antes de alentar a los suyos como si hubieran ganado.

La capacidad de 7.000 espectadores y los tablones de madera de la era Pichichi cedieron lugar en 1952 a la construcción de una tribuna central con un arco que hizo vanguardia en Europa. El aforo creció a 47 mil espectadores y en 1997 se redujo a 40 mil para acompasarse a las normas FIFA.

Nacional será el encargado del histórico cierre. A pesar del mal momento deportivo que atraviesa, el equipo uruguayo sigue siendo reconocido en Europa.

Ya están acordados los términos económicos para disputar el amistoso. Solo falta la firma del contrato.

Después, les tocará a los jugadores pisar ese terreno sagrado y tratar de anotar el último gol. Cerrando así una historia que empezó a contar Pichichi a quien deberán dejarle un ramo de flores.

Sí. Todo equipo que juegue por primera vez en San Mamés debe dejar una ofrenda floral en el busto de Pichichi ubicado en el palco. 


Fuente: El Observador

Populares de la sección

Comentarios