Nacional cambió el libreto

El tricolor ganó de atrás, y por vez primera en una cancha chica en el torneo, para acercarse a la parte alta de la clasificación

Nacional venció 3-1 a Wanderers, en el Parque Viera, en partido que se le presentó adverso ya que los bohemios comenzaron con ventaja en el marcador. Una pronta reacción propició dos goles casi inmediatos de los albos, antes del descanso. En el segundo tiempo, con Nacional en ventaja 2-1 el meta tricolor Estaban Conde detuvo un penal a Matías Santos. Posteriormente Ligüera, tras aprovechar un error defensivo bohemio, convirtió el tercer gol que sentenció el partido.

Salida difícil para Nacional al Parque Viera, había perdido en Jardines y en Belvedere en este torneo. A su frente Wanderers, el único sobreviviente de los equipos uruguayos en Copa Sudamericana, no por casualidad, sino por su buen juego. Si de antemano, la salida para Nacional se presentaba difícil, la apertura del marcador de Wanderers, marcada a los 14 minutos del primer tiempo por Manuel Castro, gestado por Ignacio González, dificultó aún más el panorama tricolor.

El mérito fue que Nacional no sucumbió, ante el marcador adverso y logró contener a su rival. Por otra parte contó con un Fucile que jugó en gran forma, como lateral izquierdo, quien fue gestor de los dos goles, casi inmediatos, de Nacional logrados, el primero por un exWanderers: Kevin Ramírez y el otro en un autogol del zaguero Diego Barboza. Nacional pasó, en tres minutos, de perder 1-0 a colocarse 2-1 en ventaja, un envión anímico muy importante con el que llegó al descanso.

En el segundo tiempo, Wanderers tuvo su momento y Nacional pareció sucumbir ante el dominio bohemio. Nacional careció de creación, por parte de Tabaré Viudez, tampoco Lozano tuvo una buena tarde en el Viera. Los minutos transcurrieron y un cuarto de hora antes del final del partido, en un balón que llegó sobre el área, el golero tricolor Esteban Conde cometió penal sobre Rodrigo Rivero, protestado por el meta quien se llevó amarilla. El penal fue ejecutado por Matías Santos (había convertido por esta vía, una semana atrás ante Racing), pero en esta ocasión el golero tricolor, Estaban Conde, detuvo el penal que ejecutó el buen jugador de Wanderers y el 2-1 se mantuvo en el marcador.

El penal fallido no amedrentó a Wanderers, quien siguió en su buen accionar, Conde volvió a evitar el empate, cuando tapó un tiro libre directo de Mauricio Gómez, hasta que, a nueve minutos del final, Martín Ligüera robó un balón a Emiliano Díaz quien al intentar salir jugando pisó la pelota y la perdió y el volante con su talento habitual remató en caída, con Burián adelantado y anotó el tercer y decisivo gol que sentenció el encuentro.

Ganó Nacional: 3-1 ante Wanderers en el Viera. Varias lecturas: ganó en una cancha chica, logró su segundo triunfo consecutivo ante uno de los mejores equipos del torneo, remontó un marcador adverso y demostró una gran eficiencia ofensiva al marcar tres goles (en cuatro tiros al arco), en un partido que, lejos de dominarlo, pudo empatarlo y terminó ganando.


Embed



Populares de la sección