Nacional busca oportunidades

Las negociaciones por jugadores van lentas; el viernes el presidente Ache se reunió con Munúa

Nacional estuvo a cinco minutos de ganar el Apertura, pero la frustración fue tan grande que apenas terminó el último partido renunció el técnico Rodolfo Arruabarrena y unos días después fue anunciado Gerardo Pelusso como el sucesor. Todo muy rápido.

Sin embargo, las negociaciones con jugadores para reforzar el plantel no avanzan con tanta velocidad. Si bien Nacional es el primero en empezar la competencia oficial (el 28 de enero juega frente a Oriente Petrolero por la Copa Libertadores), todavía no presentó nuevos jugadores. Sí lo hizo Peñarol, que ya tiene tres nuevos integrantes para su plantel.

Todo apunta a que los tricolores van a mantener la estructura que terminó el año, ya que solo dos jugadores terminan la vinculación a fin de año: Diego Arismendi y Álvaro Fernández. El primero ya renovó, el segundo está en gestiones, aunque parece difícil porque el club dueño del pase, Chicago Fire, no está tan convencido de dejarlo.

Las altas se están haciendo desear. Nombres hay muchos, pero concreciones, ninguna. Pelusso dijo que tiene una lista de 85 jugadores ofrecidos. Dejando las exageraciones de lado, seguramente tendrá unos cuantos y los está analizando con el gerente deportivo Alejandro Lembo.

El técnico le dijo a los dirigentes que quería manejar las opciones con Lembo y después dar un paso más hacia los dirigentes.

El golero Gustavo Munúa es un largo deseo de Nacional. El presidente Eduardo Ache se reunió el viernes con el futbolista, que se encuentra en Montevideo por las fiestas, para que conociera oficialmente el interés del club.

Pero Munúa tiene contrato por un año y medio más en Fiorentina y es difícil que en este momento quiera cortarlo.

Sebastián Coates es otro de los futbolistas que surgió como posibilidad. La idea es que llegue a Nacional a préstamo. El jugador está en Uruguay y el 2 de enero regresa a Inglaterra para ver si convence a los dirigentes de Liverpool. El tema es que está en recuperación de una operación de ligamentos y el tiempo que le lleve la recuperación es una incógnita.

Al mismo tiempo, surgió el nombre del zaguero de Defensor Mario Risso, pero un directivo informó a El Observador que no hay gestiones al respecto.

La llegada más firme parece la de Jorge Fucile, pero el lateral aún no finiquitó su desvinculación de Porto.

En ataque, Nacional recibió el ofrecimiento de Henry Giménez, se ilusiona con Emiliano Alfaro y se enfría la llegada de Mario Regueiro. Este delantero se mostró desencantado ayer: “Pensé que a esta altura iba a tener todo arreglado con Nacional” dijo el delantero en una entrevista que concedió al programa Rock and Gol de la 1010AM. Agregó que “ya esperé demasiado y ahora Nacional no tiene el número uno” para contratarlo.

Regueiro, que rescindió su contrato con Racing de Argentina por un problema particular, señaló que “cuando un equipo quiere a un jugador, se arregla en dos minutos. No esperaba tantas vueltas”. Dijo que su representante Ricardo Canals iba a empezar a reunirse con otros clubes.

Cuando el delantero se fue de los tricolores no lo hizo de buena manera. Unos días antes de arreglar su situación con Lanús a mitad de 2010 había dicho que pensaba quedarse en Nacional. Eso generó malhumores en los albos.

Regueiro regresó a Nacional en la temporada 2009-2010 cuando el técnico era Eduardo Acevedo y marcó 11 goles; fue el segundo goleador del equipo, detrás de Sergio Blanco que marcó 13.

Así está el panorma en Nacional. Sin muchos avances, trabajando despacito, esperando oportunidades...


Populares de la sección

Comentarios