Nacional busca el premio consuelo

Lo único que le queda al tricolor para cerrar una pésima temporada, es clasificar a la Copa Libertadores

Nacional perdió el Apertura en la última fecha, dirigido por Rodolfo Arruabarrena. Después, tuvo su peor actuación en la Copa Libertadores conducido por Gerardo Pelusso. Se le escabulló el Clausura de la peor manera, perdiendo 5-0 el clásico. Y ahora, de la mano de Álvaro Gutiérrez, va por el premio consuelo: lograr el tercer puesto en la Tabla Anual para clasificar a la Libertadores de 2015.

El tricolor cierra este domingo (hora 10, en el Estadio Centenario) su campaña frente a Fénix. Un partido lleno de polémicas y que el club de Capurro puso en duda su disputa el viernes.

Primero porque la Mesa Ejecutiva lo fijó para el sábado y los dirigentes de Nacional protestaron porque querían jugarlo el mismo día que River Plate, su rival en la búsqueda de ese lugar en la Copa. Segundo porque Fénix, que es el locatario, deseaba jugarlo en el Charrúa. Y tercero, porque el club albivioleta amenazó con no presentarse si Nacional no le pagaba los gastos, cosa que logró el viernes a última hora.

Lo cierto es que el encuentro se jugará este domingo por la mañana, un horario inusual para un equipo grande. Nacional tiene que ganar y después dependerá del resultado de River-Defensor y también del partido Danubio-Sud América y hasta de Peñarol-Cerro Largo, para saber si clasifica.

Gutiérrez mantiene el equipo que utilizó en los dos partidos anteriores, con un cambio, obligado por la suspensión de Diego Arismendi. En su lugar entra Nicolás Prieto.

Munúa en el arco, Benegas, Scotti, Coates y Espino integran la línea defensiva, Prieto y Calzada en la contención, Nacho González y Pereiro para la creación, y adelante, Barcia y De Pena.

Los juveniles Barcia, Pereiro y De Pena fueron los mejores jugadores de Nacional en los últimos juegos. Frente a Cerro marcó dos goles Barcia y uno Pereiro, y contra Miramar anotó dos Pereiro y uno De Pena.

Este encuentro marcará el fin de varios contratos de jugadores de Nacional. Entre ellos, Alexander Medina, que ni siquiera fue convocado para concentrar.

Richard Porta, que sí está hoy a la orden de Gutiérrez, tampoco continuará en el plantel para la temporada próxima.

Asimismo, el goleador de la temporada, Iván Alonso (16 goles) termina sin jugar. Hace cinco partidos que mira a sus compañeros desde afuera, producto de una lesión primero y una bronquitis después.

Hay otros futbolistas, traídos como refuerzos como Jorge Curbelo, Rinaldo Cruzado y Henry Giménez, también finalizan sin pena ni gloria en el club.

Fénix, que durante varias fechas fue protagonista de lujo del campeonato, le arruinó el Apertura a los tricolores, ganándoles 2-1 en el Parque Central. Los altibajos de su desempeño están marcados en los últimos tres partidos: en la fecha 12 le ganó 2-0 a Liverpool en Belvedere, en la 13 venció 5-1 a Cerro Largo en el Capurro, y en la 14 cayó 3-1 frente a Cerro en el Tróccoli.

El partido marca el cierre de una frustrada campaña de Nacional, que empezó con la ilusión de lograr el título y termina, así como en el Uruguayo pasado, con el objetivo de lograr el premio consuelo: clasificar a la Copa.


Populares de la sección

Comentarios