Nacional apunta a recuperar el chip de la defensa

Tras ganarle a El Tanque con posesión y paciencia, los albos se enfocan en el audaz River

Nacional se sacó la tan molesta espina de no poder haber ganado en el Clausura al derrotar el domingo a El Tanque Sisley. El triunfo “tranquiliza todo”, dijo el entrenador Álvaro Gutiérrez tras el encuentro que reposicionó a los tricolores en la senda del triunfo y trajo calma.

Pero en la cancha, los albos aún están lejos del nivel del Apertura, lo que aún no despeja algunas dudas en el equipo y despierta interrogantes de cara a la próxima fecha, cuando se medirán a River Plate, uno de los equipo fuertes del Uruguayo que se despachó con una goleada 4-0 ante Rampla Juniors también el domingo.

Ante El Tanque, Nacional prácticamente no tuvo trabajo defensivo porque el conjunto de Raúl Moller le cedió la pelota y no generó situaciones de peligro para el arco de Gustavo Munúa.

River será todo lo contrario. El conjunto de Guillermo Almada sale a proponer y llega al ataque con varios hombres, con volantes externos que se suman a los delanteros para caer por las puntas.

Otro punto alto del juego darsenero es la velocidad, tanto en sus delanteros Michael Santos y Leandro Rodríguez, quienes vienen en racha tras anotar ante los picapiedras, como de sus cuatro volantes, los que tienen facilidad para pasar de defensa a ataque con rapidez y control de pelota.

En ese sentido, Gutiérrez deberá tomar recaudos en la línea media de contención, donde no estará Diego Arismendi por acumulación de amarillas y donde no se destaca por tener mucha velocidad, por lo que los extremos albos –que el domingo fueron Carlos De Pena y Leandro Barcia– deberán dar una mano como suelen hacerlo a la hora de recuperar.

También tendrán que estar atentos los zagueros tricolores, quienes no se destacan por su velocidad y ante El Tanque –con una línea de cuatro nueva con Sebastián Gorga como lateral– cometieron infracciones cuando se alejaron del área.

En ese sentido, el DT puede recurrir al colombiano Carlos Valdés, quien aún no ha debutado de forma oficial.

“Aquella identidad”
A su favor, los albos tendrán enfrente a un rival que le dejará más espacios a sus armadores –Gastón Pereiro, Barcia y De Pena–, quienes vienen en ascenso.

En la memoria del conjunto de Gutiérrez está registrado que en el Apertura, cuando enfrentó a rivales que le salieron a jugar de igual a igual, fue cuando más cómodo se sintió en la cancha.

“Los jugadores volvieron a sentir esa identidad que sintieron en el Apertura, esa de trabajar cada pelota en cada partido y no desesperarse por marcar rápidamente. En el torneo pasado, varios partidos los ganamos al final y esa es una virtud nuestra: la paciencia”, dijo el técnico en la conferencia de prensa de ayer.

Gutiérrez también tiene claro los aspectos en los que quiere que su equipo mejore. “Me gustaría tener más variantes de juego internas. Hacemos muy bien la circulación de pelota de una banda a otra, principalmente por izquierda. Me gustaría más de eso, pero por derecha, y tener más juego interno al borde del área, buscar más movimientos de paredes cortas”, señaló.

“Tampoco rematamos tanto de afuera del área como lo hacíamos en el Apertura”, agregó.

Nacional comienza la semana con aire nuevo y optimismo sabiendo que se viene un duro escollo en el camino. Un rival de los que propone. Pero un estilo que fue, para los albos, el plato preferido a lo largo del Apertura.


Populares de la sección

Acerca del autor

Comentarios