Nacional aprende a ganar sin Recoba

El tricolor intenta con Gutiérrez jugar como equipo y no extraña tanto al Chino, que ahora tiene menos participación

Álvaro Recoba resultó clave para que Nacional ganara el Campeonato Uruguayo 2011-2012, el último que obtuvo el equipo tricolor. Marcelo Gallardo supo guiarlo para que el Chino ingresara y resultara decisivo. Así, el tricolor ganó los dos clásicos con goles suyos, fue campeón del Apertura con un gol del Chino frente a Liverpool y también anotó el tanto de la victoria en la final contra Defensor Sporting. De todos esos encuentros, solo en el último fue titular. Esa temporada, los periodistas deportivos eligieron a Recoba como el mejor futbolista del campeonato en la encuesta Fútbolx100 de El Observador, otra muestra de su importancia.

Hoy el estado de situación es diferente. Nacional no depende de los toques mágicos de Recoba para ganar y nadie se pregunta, como sí pasó en las siguientes dos temporadas (2012-2013 y 2013-2014), ¿cómo hará Nacional para ganar sin el Chino?, ¿quién será el sustituto del Chino? y tampoco se contrató a un futbolista para que acompañe al Chino cuando éste no estuviera, como sí paso en años anteriores.

Álvaro Gutiérrez logró armar un equipo que hasta ahora ha jugado en función de tal. “Lo que más me gustó fue la solidaridad del equipo, para mostrarse cuando tenemos la pelota y para descender cuando no la tenemos. Desde Munúa hasta Iván Alonso. Los 11 corren, se hablan y son generosos”, dijo el técnico el domingo tras el 3-0 frente a Danubio.

Gutiérrez no utiliza un enganche clásico y la generación del fútbol pasa por los pies de Gastón Pereiro, que habitualmente se mueve por una de las bandas. El domingo frente a Danubio también jugó Nacho González, un 10 clásico, que sustituyó a Leandro Barcia que hace un trabajo similar al de Pereiro por la otra banda.

Recoba entró en los últimos dos partidos, pero jugó apenas 18 minutos en cada uno, frente a River Plate y Danubio. En éste último habilitó a Diego Arismendi, quien después sorprendió con un disparo teledirigido para marcar el tercer gol de Nacional.

La fragilidad física del Chino (especialmente en la zona de las pantorrillas) no le ha permitido en años anteriores actuar con mayor asiduidad. Después de aquel gran  campeonato con Gallardo como DT, su producción en el torneo local fue disminuyendo. En minutos y en cantidad de goles (ver La producción del Chino).

Hace un año, en una práctica contra Torque, Arruabarrena probó a Nacho y a Recoba juntos: “Los buenos jugadores siempre pueden jugar juntos” dijo el técnico argentino en ese momento, pero la fórmula no se repitió desde el inicio en encuentros oficiales. Tampoco sucedió con Gerardo Pelusso ni con Gutiérrez.

En el final del Apertura, Gutiérrez incluyó a Recoba en dos partidos sustituyendo a González. El fin de semana pasado solo compartieron seis minutos en cancha.

En septiembre de 2013 Recoba le dijo a El Observador: “quiero que me recuerden jugando” y que evaluaría la posibilidad de retirarse en junio de este año. Eso no sucedió y prolongó su vinculación con Nacional un año más. A los 38 años, intenta mostrar sus últimos destellos y hacerse fuerte afuera del campo, en la unión del grupo.


Populares de la sección

Comentarios