Nacional aplica la ley del más fuerte

Gutiérrez pidió a Taborda y River puso el grito en el cielo porque tiene contrato vigente

En el mundo del fútbol los códigos terminan cuando empiezan los intereses. Los jugadores hablan de códigos, los técnicos y los dirigentes también. Pero cuando aparece en medio una camiseta más gloriosa o una billetera más pesada, patean los famosos códigos al córner.

El lunes de tardecita, La Oral Deportiva sorprendió con la noticia de que el técnico de Nacional, Álvaro Gutiérrez, había pedido la contratación de Sebastián Taborda, de River Plate. Toda una novedad, porque hasta entonces la prioridad conocida del entrenador era la de un “zaguero con experiencia”.

Empezó entonces la novela que nunca puede faltar durante los períodos de pases. Juan Carlos Blanco, secretario técnico de los tricolores, confirmó el interés, aunque más tarde, en otra emisora, lo disfrazó: “Lo que dije es que el técnico pidió un jugador con esas características”, señaló.

Sin embargo, el martes en Sport 890, el dirigente José Fuentes dijo que sí, que el interés por Taborda era real. Que él no estaba de acuerdo con esa posibilidad, pero que era un pedido de Gutiérrez. Hay que recordar que Taborda pasó por Nacional en el segundo semestre de 2012 y que rescindió el contrato, molesto porque el club había contratado a Iván Alonso y a Sebastián Abreu.

“Hoy por hoy pesan cosas extrafutbolísticas sobre lo deportivo a la hora de elegir jugadores. Y yo no me presto para eso”, señaló entonces Taborda en una entrevista que concedió a Subrayado.

Leonardo Rumbo es el gerente deportivo de River Plate y fue quien salió a criticar la actitud de Nacional. “Nos sentimos molestos porque estamos tratando de armar un equipo con dificultades y nos tocan un jugador que es un referente. Ensucian la cancha. El más poderoso trata de hacer su juego. Ya nos pasó con el Cacique Medina en su momento”.

No es la primera vez que Nacional (en este caso, pero también lo ha hecho Peñarol) acude por un jugador tomando el camino de atrás. En 2009 se armó un lío de proporciones con Danubio por el pase de Raúl Ferro. Luego de un tiempo, el volante dijo: “Estuve un mes entrenando en Danubio y recién me ofrecieron mejorar mi contrato cuando había hablado con Nacional”.

En 2011, Nacional fue por Medina, que jugaba en River, y también hubo polémica. El tiroteo duró una semana y finalmente el Cacique pasó a los tricolores. Con los técnicos también sucede, y el caso más fresco es el de Gustavo Díaz, quien tenía contrato con Defensor y Nacional lo fue a buscar tras la partida de Marcelo Gallardo. Así es el fútbol, donde impera la ley del más fuerte.

OTROS CASOS

Raúl Ferro

Arturo del Campo, presidente de Danubio en 2009, un hombre tranquilo, salió con los tapones de punta contra Nacional cuando se enteró de que le habían hecho una propuesta a Raúl Ferro sin hablar con su institución. Pese a los esfuerzos, los franjeados no pudieron retener al volante, que terminó en Nacional. 

Alexander Medina

El culebrón en agosto de 2011 fue el pase de Alexander Medina de River a Nacional. El Cacique había regresado a principio de año a los darseneros y su contrato estaba en curso. Los dirigentes de River se molestaron porque los albos entusiasmaron al jugador antes de hablar con el club. 

Juan Cruz Mascia

Carlos Manta, técnico en 2011 de Miramar Misiones, se molestó porque “a nadie le gusta que se metan en la casa de uno y se tomen atribuciones que no corresponden”. Se refería a que Nacional había hablado con Mascia para “ilusionarlo” con la ida a los tricolores. “Eso no es cultura Nacional” dijo. 

Gustavo Díaz

Ricardo Alarcón, entonces presidente de Nacional, contrató para la temporada 2012-2013 al técnico Gustavo Díaz, quien tenía contrato vigente con Defensor Sporting. Dante Prato, titular de los violetas, dijo en ese momento que Alarcón le había dicho que no sabía nada sobre la ida de Díaz a Nacional.


Populares de la sección

Comentarios