Nacho González llegó a Nacional como héroe

Amigos, curiosos y una multitud de periodistas lo recibieron en la sede tricolor

La expectativa por la llegada de Ignacio “Nacho” González  a Nacional queda marcada no solo por la esperanza que tienen los hinchas, que aguardan que el 10 se transforme en la solución para todos los problemas que sufre el equipo que orienta Rodolfo Arruabarrena, sino por la multitud de periodistas que asisten a la sede tricolor para la presentación del volante. Más de 30 comunicadores, entre periodistas y camarógrafos, en una cifra inusual para las formalidades que acompañan la llegada de un nuevo futbolista a la sede alba, que queda chica para la ocasión; algunos curiosos, conocidos y amigos del jugador le dan un marco especial a la transferencia que los hinchas pretenden marque la temporada.

Fue una tarde de lunes diferente para los tricolores. El exvolante de Danubio, que el sábado arregló su vinculación a Nacional por dos temporadas con opción a extenderlo por una tercera, firmó el contrato en la sede de la avenida 8 de Octubre y luego, acompañado por algunos de sus amigos, entre ellos el periodista Lincoln Maiztegui, recibió la camiseta de Nacional, se la colocó, posó para la posteridad y recibió su carné como socio del club –con el número 117.130–, en ese ritual que todos los integrantes del plantel principal albo cumplen en el departamento de socios luego de firmar contrato.
El historiador del club, Hernán Navascués, fue el encargado de darle la bienvenida y, en su presentación, expresó: “Tenemos que agradecer la muestra de profesionalidad” de Nacho González, que confesó en 2002 ser hincha de Peñarol y pese a que en este período de pases manifestó que en Uruguay solo jugaría en Danubio, terminó aceptando el ofrecimiento de los tricolores.

Luego, el propio futbolista agradeció a todos. A Danubio, por lo que le dio. “No fue una decisión fácil por lo que significa el club en el que estuve 12 años y que me dio la oportunidad de crecer”. Además, les hizo un guiño a los de Maroñas: “Ya voy a tener la oportunidad de volver”. Y a los tricolores. “Agradezco a Nacional la oportunidad que me brinda porque es un desafío muy lindo”.

La necesidad de Nacional de encontrar un 10 que solucione todos los problemas futbolísticos –que el domingo, en el marco de la Copa Euroamericana quedaron en evidencia ante los ojos de los 55.000 hinchas albos y los millones que en Uruguay y el mundo observaron el amistoso ante Atlético de Madrid– le plantea a Nacho la tarea más difícil. “En un club grande como Nacional tenés ventajas y desventajas, y está en uno aprovecharlas. Soy más grande y hay que soportar la presión y responsabilidad que tengo. Intentaré hacer lo mejor”, explicó el jugador. Y González tendrá que vestirse de héroe. Al menos, así lo recibieron en la sede, como al Chino Recoba en 2011.


Populares de la sección

Comentarios