Nacho divide a los danubianos

"Danubio es como el agua bendita, todo el mundo mete la mano", dijo el hincha que proteje una bandera que algunos quieren quemar

Álvaro Dutra, alias El Pata, es uno de los referentes de la hinchada de Danubio que tiene en su casa la bandera en homenaje a Ignacio González, que algunos fanáticos franjeados quieren quemar mañana en represalia a la decisión que tomó el futbolista de irse a jugar a Nacional. “A la bandera la tengo yo, porque esta semana me la trajo a mi casa el Rolling (seudónimo de otro hincha) y me dijo, ‘guardala porque el sábado la quieren quemar’. Están diciendo bobadas en Facebook y como soy el referente más viejo de la hinchada, vienen a mi. El sábado no la voy a llevar a Jardines”, dijo Dutra a El Observador.

El trapo en homenaje a Nacho se confeccionó cuando el jugador se fue de Danubio a Europa en 2008. “En aquella oportunidad me llamaron de la directiva para ver qué podíamos hacer para homenajear al Nacho y les dije, ‘una bandera’. Compramos la tela, agarramos la foto de un diario donde él estaba besando la copa y un dibujante que es mi amigo hizo el dibujo y la directiva le mandó escribir ‘Gracias x 12 años de gloria’”, recordó.
González fue clave en los dos últimos campeonatos uruguayos que ganó Danubio, en 2004 y 2007-2008.

El Pata agregó: “Antes me ocupaba yo de colgar las banderas en la cancha”, pero desde hace un tiempo, “como tengo la parte de audio del estadio y soy director de la audición partidaria Vamos Danubio todavía, se me hacía trasmano llevarlas y se las di al Rolling (Pablo Peduto) y al Cabeza Ramos”.

Esta semana éste le llevó la del Nacho para que la guardara en su casa.
Dutra es amigo del ahora jugador de Nacional, por eso “yo no lo voy a putear ni nada. Además recibí mensajes de amigos que me dijeron que ellos tampoco lo van a putear. Como persona es un fenómeno y yo sé por qué se fue de Danubio”. Según él, “Nacho se fue del club por los problemas internos que hay en la directiva.

Los hinchas conocemos la verdad; por eso creo que él tendría que decir la verdad y no tirar verdes, porque el otro día lo escuché decir que ahora está en un cuadro grande con todas las comodidades, pero no es así”.
S

egún El Pata, González “se fue de Danubio por lo mismo que lo hizo Recoba. A veces los jugadores se tienen que bañar con agua fría, no hay pelotas, no hay frutas para todos, no alcanzan los Gatorade, estuvieron tres o cuatro meses sin cobrar… no hay un sope (sic)”, expresó.

Según el hincha, “Danubio es como el agua bendita, todo el mundo mete la mano”.
En la interna danubiana hay distintas posiciones con respecto al recibimiento que se le hará al exvolante del club que ahora milita en Nacional y que volverá a jugar en Jardines del Hipódromo.

Si bien los hinchas danubianos están dolidos porque el futbolista prefirió jugar en los albos esta temporada, hay diferencias con respecto a la “bienvenida” que le quieren dar.
Un sector de la hinchada, compuesta en su mayoría por jóvenes, quiere que la bandera que alude a Nacho como ídolo sea quemada cuando se juegue el encuentro y así se manifestaron en foros de Facebook en los que se preguntó cómo recibirían al jugador en Jardines.

“Prendiendo fuego la bandera esa que está colgada en la tribuna”, comentó un hincha. Esta postura nació apenas se conoció la noticia de la incorporación del jugador a filas tricolores. Pero otros seguidores no comparten la medida y entienden que los colores del club no se pueden quemar.

“No estoy para nada de acuerdo con esa estupidez de quemar la bandera, me parece que una bandera blanca con una franja negra en diagonal es SAGRADA”, escribió el administrador del grupo La Franja.

En la semana, el futbolista dijo que “me encantaría ser bien recibido” pero “sé que es difícil” porque “le dolió mucho al hincha de Danubio, lo entiendo, pero son decisiones que el jugador profesional tiene que tomar”.

Por su parte, Álvaro Recoba, que vivió una situación similar, expresó a El Observador que “el hincha es pasional, y como tal vive del momento, de la pasión que siente por lo que pasó; uno como jugador de fútbol tiene que aceptarlo, entrar a la cancha y tratar de hacer lo mejor posible para el equipo que defiende”.

Seguridad

El miércoles se llevó a cabo en la Asociación Uruguaya de Fútbol la reunión entre los delegados de Danubio y Nacional y la comisión de seguridad para determinar las medidas a tomar en el partido de mañana.

Las mismas son no vender entradas en Jardines el día del partido, que las banderas no sean mayores a 2 metros por 1 metro, y que en los vestuarios o sus aledaños no haya ninguna persona sin carné de la Asociación.


Populares de la sección

Comentarios