Mutual analiza denunciar a Progreso

Antes del campeonato, el club ofreció pagar a 10 jugadores la mitad del laudo mínimo
Los jugadores de Progreso terminaron la pretemporada sin estar seguros de que su club pudiera costear los US$ 110 que debía para jugar en la Segunda División. Tampoco sabían después de cada entrenamiento si la institución les pagaría los sueldos adeudados. El viernes pasado se confirmó que Progreso estaba en condiciones de volver a jugar, y ese mismo día el club realizó una oferta a diez futbolistas que todavía no habían firmado el contrato.

Según contó a Referí el jugador Mitchell Duarte, un día antes del comienzo del torneo, a él y un grupo de compañeros les propusieron firmar un contrato mensual por $ 16.124 (laudo mínimo en la B), pero cobrar solamente la mitad. En un principio, los jugadores habían decidido no arreglar con el club en esas condiciones, pero finalmente solo Duarte y Bruno Giordano se negaron y abandonaron la institución.

"Evidentemente hubo ahí un caso de tipo de extorsión. El planteamiento que les hacen es el día antes de comenzar el campeonato y se quedan sin la posibilidad de trabajar", dijo a Referí el vicepresidente de la Mutual Uruguaya de Futbolistas Profesionales, Fabián Pumar. La institución recibió la denuncia de Mitchell Duarte y ahora analiza qué camino tomará. "Seguramente lo vamos a llevar a la Justicia ordinaria", dijo Pumar, aunque esto dependerá de una reunión entre las autoridades de la mutual, sus asesores legales y los futbolistas que rechazaron el acuerdo con Progreso. La mutual también tiene pensado convocar a los ocho jugadores que supuestamente acordaron cobrar menos del mínimo establecido.

"Sucede en otros clubes. Nos consta, pero no tenemos cómo probarlo porque no recibimos las denuncias. Hacía tiempo que estábamos esperando una denuncia así de un futbolista", afirmó Pumar. El vicepresidente de la mutual señaló que los jugadores suelen aceptar estas situaciones "por necesidad", y dijo que en estos casos es necesario apuntar a las acciones de los clubes.

También existe una posibilidad de denuncia a través del Ministerio de Trabajo. Ante una presunta irregularidad en los contratos, la Inspección General del Trabajo "corrobora esa denuncia y tiene que hacer cumplir la ley", dijo a Referí el director nacional de Trabajo, Juan Castillo.

Cómo es el arreglo con los jugadores

Los clubes que suelen proponer a sus futbolistas cobrar menos que lo acordado en el contrato, en apariencia, están en regla. Hay un una firma legal por el mínimo laudado que se registra en el Banco de Previsión Social, y pagan los aportes correspondientes por ese monto. En paralelo, le piden a los jugadores que firmen recibos falsos donde figura que cobrar parte del sueldo por adelantado. "Ellos después tienen cómo defenderse -apunta Pumar-. Si después el futbolista se arrepiente y reclama la totalidad, dicen yo le pagué la mitad ya, está la firma suya, y el jugador pierde todo derecho ahí".

Para comprobar esta situación habría que acceder a la información de la caja del club, los recibos y las salidas de dinero.

Populares de la sección