Mutombo, el gran embajador: de la NBA a Montevideo

Dikembe Mutombo estuvo en Montevideo donde brindó clínicas y recibió a Referí para hablar de NBA, racismo y educación
"¿Te digo algo? Hace años que no jugaba al básquetbol y ayer (el jueves) lo hice aquí en Uruguay con unos chicos jóvenes que no paraban de correr. Me dejaron muy cansado. Dormí once horas y aún estoy con sueño (risas)", dice el hombre de voz ronca y altura interminable.

Los niños lo miran atónito, no tienen idea quien es ni qué hizo, pero un hombre de 218 centímetros y risa contagiosa no se ve todos los días, mientras los padres buscan la foto que retrate a la leyenda.

Quien habla es Dikembe Mutombo Mpolondo Mukamba Jean-Jacques Wamutombo, dueño de un nombre tan largo como su trayectoria en la NBA. Denver Nuggets, Atlanta Hawks, Philadelphia 76ers, New Jersey Nets, New York Knicks y Houston Rockets son los equipos que tuvieron al congoleño más famoso de la historia.

Su viaje a Estados Unidos, la importancia de la educación, sus duelos con Michael Jordan, el secreto para permanecer más de una década en el básquetbol de élite, el drama de su madre, el racismo y su tarea como embajador NBA son los condimentos de una vida que compartió con Referí.

Mutombo: De Congo al mundo

Los jugadores de la NBA suelen ser productos globales de comunicación que utilizan su imagen al servicio del marketing.

Sin embargo Mutombo es diferente. Nació en Kinshasa, la capital de un país enclavado en el medio del continente africano donde viven casi 10 millones de personas con una esperanza de vida inferior a los 50 años. Francés, lingala, kikongo, suajili y tshiluba son las lenguas de una ciudad donde el horizonte de expectativa es muy corto.

"Tuve una infancia dura, nosotros éramos de clase media pero teníamos dificultades. Llegué a Estados Unidos siendo un niño pero siempre con la motivación de estudiar para volver a mi continente", dice un Mutombo serio.

Intimida por su tamaño pero muestra amabilidad en cada palabra. No quiere parecer agresivo, pese a que su saludo con la mano acalambra a cualquiera.

"Yo no sufrí el racismo en persona, en la NBA estás muy aislado, muy protegido, pero veo la televisión y estoy informado. El racismo es problema muy grande en Estados Unidos y tenemos que trabajar entre todos para solucionarlo".
Era un niño cuando llegó a Estados Unidos y fue becado por la Universidad de Georgetown, la misma casa de estudios del actual rey de España y al expresidente estadounidense Bill Clinton, esposo de la hoy candidata demócrata. Su plan original era graduarse de médico y volver a Congo, donde los sistemas de salud habían colapsado.

MUTOMBO

"Me reclutó John Thompson que fue clave en mi formación. En la Universidad comprendí que la educación es la base de todo. La vida va mucho más allá del básquetbol. Por eso tener un diploma es clave", agrega quien cambió la medicina por las carreras de Diplomacia y Lingüística.

Justamente sobre educación habló con los chicos de la selección uruguaya sub 15 en cancha de Atenas: "Ellos tomaron el ejemplo porque él fue claro en la importancia del estudio", dice el DT de Uruguay Marcelo Signorelli.

Según el Banco Mundial, Congo ocupa el último lugar en el nivel de renta nacional bruta y eso a Mutombo le dejó una enseñanza cuando murió su madre en 1997 a causa de un tumor cerebral. Diez años después, Mutombo donó U$S 15 millones para la construcción del hospital Biamba Marie Mutombo, que lleva su nombre: "Mi relación con África es total, trabajo duro para lograr un cambio y construir una sociedad más justa, siento que tengo ese deber. Mi fundación construyó un hospital hace 10 años en mi país y, de alguna forma, pude saldar mi cuenta pendiente".
A la hora de hablar de su carrera un punto inevitable fueron sus duelos con Michael Jordan, el gran jugador de los últimas décadas: "Muchos periodistas me preguntan por mi rivalidad con Michael pero déjame decirte algo, Jordan es el mejor jugador de la historia del básquetbol, es un gran amigo y fue un gran honor compartir los Juegos de las Estrellas con él. Disfruté mucho de mi carrera en la NBA".

Famosos fueron sus trucos para intentar desenfocar al astro de Chicago: "Intentaba desconcentrarlo y le decía cosas, lo retaba todo el tiempo, pero puedo decir con orgullo que en 18 años de carrera solo me volcó la pelota una sola vez".

Consultado sobre el motivo de su visita a Uruguay, Mutombo aclara: "Uruguay es un país con chicos jóvenes que quieren superarse y crecer en el básquetbol. Si puedo colaborar a que estos niños lleguen a jugar a un nivel superior mi trabajo estará cumplido".

Mutombo vive en Estados Unidos, un país con serios problemas de racismo: "Yo no sufrí racismo porque en la NBA estás muy protegido, pero veo las noticias y estoy informado. El racismo es un problema muy grande en Estados Unidos y tenemos que trabajar entre todos para solucionarlo".

¿Su secreto para permanecer casi 20 años en la NBA?: "Comer sano, no fumar, no beber, entrenar dos horas al día, cinco días a la semana y dormir. Con eso me alcanzó (risas)", cerró la leyenda antes de pedir una pelota para la sesión de fotos.

Tres cifras que hablan de Mutombo

18 Temporadas. Son las que jugó en la mejor liga del planeta. Defendió 6 equipos y fue All Star 8 veces. Denver Nuggets retiró su dorsal.

50 Años. Son los que tiene Dikembe Mutombo. Se retiró a los 42 años jugando para Houston Rockets.

15 Millones. Son los dólares que aportó para la construcción de un hospital en su Kinshasa natal. Fue el primer hospital con tecnología luego de 40 años y lleva el nombre de su madre.

Populares de la sección

Acerca del autor