Muslera y 10 más

El arquero fue la figura en la victoria celeste ante Bolivia;; Sánchez y Stuani fueron enormes
Para escribir la historia en La Paz se necesitó más que fútbol: hubo un esfuerzo notable de jugadores que anduvieron a gran altura en Uruguay –aunque parezca un juego de palabras– en una victoria necesaria para lo que serán las Eliminatorias sudamericanas, las más difíciles de todas sin dudas.

Como suele suceder cada vez que un equipo uruguayo juega en la altura, el arquero debe ser fundamental. Y Fernando Muslera lo fue. Es verdad que en el segundo tiempo no tuvo demasiado trabajo, pero la tarea del arquero fue exuberante en la primera mitad para mantener el arco en cero.

¿Quién fue el mejor jugador de...

El golero celeste le contuvo un gran tiro libre a Yasmani Campos a los 23 minutos, que perfectamente pudo ser la igualdad, ya que Uruguay vencía 1-0.

Tan solo tres minutos después, Alejandro Chumacero probó desde afuera del área –tal cual es la característica de todos los combinados bolivianos– y nuevamente Muslera salvó su arco. En esos momentos difíciles, en esas circunstancias, el arquero uruguayo fue determinante.

Obviamente que debido a algunos errores en el fondo, su arco pasó zozobras, pero no fueron responsabilidad suya.

Por eso, la actuación de Muslera fue determinante para comenzar a gestar una victoria que fue histórica.

Un equipo compacto
El Maestro Tabárez –suspendido– lo sufrió desde un palco especial, aunque no tanto, porque el Hernando Siles no tiene un lugar exclusivo, excepto donde va el presidente boliviano, Evo Morales.
Sin embargo, su planteamiento fue claro con dos líneas de cuatro bien definidas.

En el fondo, Martín Cáceres fue neto dominador por su sector y Palito Pereira por el suyo, sobre todo, en el complemento, cuando más aire se necesitaba. Los dos centrales José María Giménez y Diego Godín, también cumplieron, aunque este último –más allá del notable gol para el 2-0– cometió algún error que pudo haber costado caro.

Pero los hombres que más rindieron, además de Muslera, fueron Carlos Sánchez como volante externo por derecha y Cristhian Stuani en ofensiva.

El jugador de River Plate desbordó siempre, como si tuviera un pulmotor, lo que demostró que no le tenía miedo a la altura como cuando enfrentó a San José en Oruro, aún más arriba que en La Paz.
Además, el Pato participó de los dos goles celestes. En el primero, metió un centro cruzado para el cabezazo de Abel Hernández y la intervención a medias del arquero boliviano Daniel Vaca que se la dejó servida al Pelado Cáceres, quien definió como si fuera Luis Suárez.

En el segundo, le puso la pelota en la cabeza a Diego Godín tras un gran tiro libre pasado que superó a toda la defensa del combinado local.

Por su parte, Cristhian Stuani tuvo un desempeño impresionante en ofensiva. Se mostró en todo momento, pivoteó, luchó pelotas imposibles y las ganó.

Si bien le faltó el gol, su trabajo fue más que trascendente para meter presión en la última zona boliviana y que no pudiera salir con tranquilidad desde el fondo, como se había trabajado en lo previo en Santa Cruz de la Sierra a pedido del técnico Tabárez.

Stuani entonces terminó extenuado. En los últimos 15 minutos no podía más. Se notaba que caminaba en la cancha, pero el esfuerzo estaba hecho y lo suyo había sido espectacular.

Por eso, si bien el podio celeste en la altura de La Paz fue el reseñado –Muslera, Sánchez, Stuani–, se puede decir que lo mejor fue el equipo y su propuesta. Todos ayudaron para entrar en la historia.

Fernando Muslera
Notable en el arco con tapadas fundamentales en el primer tiempo.

Martín Cáceres
Determinante en el primer gol. Cerró muy bien su sector.

José María Giménez
Impasable en el fondo celeste. Muy buen partido.

Diego Godín
Anotó el segundo. En defensa, tuvo errores.

Álvaro Pereira
Una fiera en el segundo tiempo sacando todo.

Álvaro González
Metió pierna firme en el mediocampo.

Carlos Sánchez
Después de Muslera, una de las figuras de Uruguay; participó en los dos goles.

Cristian Rodríguez
Dio una mano en el tiempo que estuvo; le metió una buena pelota a Sánchez.

Mathías Corujo
Jugó como doble cinco y fue uno de los aciertos de Tabárez porque rindió mucho.

Cristhian Stuani
Jugó un enorme partido en ofensiva haciendo un gran pressing arriba.

Ábel Hernández
Tuvo dos goles que le sacó el golero; en la primera oportunidad, en el rebote, anotó Cáceres.

Camilo Mayada
Mostró toda la fuerza y juventud como para que Tabárez lo viera de cara a futuro.

Diego Rolan
Entró a los 61 minutos en una jugada de Tabárez, porque no quiso tirar al equipo hacia atrás. Fue importante para tener la pelota. Terminó amonestado.

Nicolás Lodeiro
Otra jugada arriesgada de Tabárez, quien lo colocó en los últimos 17 minutos para aguantar la pelota en mitad de cancha y meter pases al vacío. Lo hizo muy bien y rindió lo esperado.












Populares de la sección