Muslera vuelve al lugar en el que empezó

El golero debutó en la selección hace cuatro años, en el mismo estadio Atahualpa en el que jugará el viernes; desde entonces se transformó en el dueño del arco celeste

Para Forlán fue en un amistoso ante Arabia Saudita en 2002, para Lugano en uno ante Irán en 2003, para Maxi Pereira en uno frente a México en 2005... así, cada uno de los integrantes de la selección tiene su propia historia en el combinado, por esa razón, para el golero Fernando Muslera, el de hoy será un partido muy especial porque volverá a jugar en la misma cancha y ante el mismo rival contra el que por primera vez actuó en un partido con la selección absoluta de Uruguay.

El ahora golero de Galatasaray, debutó en la selección el 10 de octubre de 2009, cuando tenía 23 años, en el partido que se jugó en el estadio Atahualpa y en el que Uruguay venció 2-1 a Ecuador.

Desde entonces, Muslera disputó 53 partidos con la selección, recibió 63 goles, fue cuarto en el Mundial de Sudáfrica 2010, estableció un nuevo récord de imbatibilidad del arco uruguayo en la historia de los mundiales, fue campeón de América en 2011, cuestionado algunas veces por sus actuaciones pero siempre confirmado por Tabárez como el golero de Uruguay por al menos una década.

En el estreno como golero de Uruguay en 2009, Muslera realizó un gran partido. El enviado de El Observador a Quito le dio 7 como puntaje por su actuación, en escala de 1 a 10, y fue destacado por dos tapadas claves.

“Ese partido marcó el comienzo. Recuerdo que remataron de todos lados y me dieron mucho trabajo”, recordó entre risas en la semana el guardameta.

Cuando el viernes de tarde salte al campo del Atahualpa, Muslera disputará un partido que le generará emociones diferentes. Volverá a la misma cancha en la que empezó a escribir su historia con la celeste.


Fuente: Luis Eduardo Inzaurralde, enviado a Quito

Populares de la sección

Comentarios