Murray se anotó entre los mejores ocho del US Open

El británico venció al canadiense Milos Raonic; Federer avanzó sin jugar por el retiro de Mardy Fish

Todo fue normalidad en la competición individual masculina con el británico Andy Murray, quien cerró la octava jornada del US Open con su pase a los cuartos de final, que antes ya habían alcanzado el suizo Roger Federer -sin jugar-, el checo Thomas Bedych y el croata Marin Cilic.

Murray, reciente campeón olímpico en Londres 2012, y tercer cabeza de serie, venció sin ningún tipo de problemas por 6-4, 6-4 y 6-2 al canadiense Milos Raonic, decimoquinto preclasificado.

El tenista escocés volvió a jugar un tenis muy sólido con todos sus golpes y ganó cuatro de los 12 puntos que tuvo la oportunidad de romper el saque a Raonic, que nunca pudo conseguir que los tantos decisivos cayesen de su lado.

Murray, que en la edición 2008 del US Open disputó la final y la perdió, y su entrenador, Iván Lendl, son los únicos hombres que cayeron derrotados en sus primeros cuatro partidos por el título de un torneo de Grand Slam.

El campeón olímpico de Londres 2012 tendrá la gran oportunidad de seguir adelante en la competición y alcanzar las semifinales si consigue eliminar en el próximo partido al croata Marin Cilic, duodécimo preclasificado, que se impuso por 7-5, 6-4 y 6-0 a la revelación del torneo al eslovaco Martin Klizan.

Murray tiene ventaja de 6-1 en los enfrentamientos entre ambos, pero se da la circunstancia que su única derrota ante Cilic fue en el US Open, en la cuarta ronda de la edición del 2009.

Raonic intentaba convertirse en el primer canadiense que llegaba a unos cuartos de final de un torneo de Grand Slam en la era de los Abiertos, que se inició en 1968.

Horas antes del enfrentamiento por octavos de final ante el suizo Roger Federer, el estadounidense Mardy Fish, vigésimo tercer preclasificado, anunció su baja por "problemas de salud".

La retirada de Fish facilitó a un más el camino a Federer en su intento por alcanzar el sexto título en Flushing Meadows, que sería nueva marca en la historia del último torneo de Grand Slam.

Federer llegó por 34 veces consecutivas a los cuartos de final de un Grand Slam, que ha conseguido desde el torneo de Wimbledon del 2004.

El tenista suizo, cabeza de serie número uno, lleva ocho años y medio sin haberse perdido unos cuartos de final en un torneo de Grand Slam y sólo en tres ocasiones no pudo llegar a las semifinales.

Federer llegará en perfectas condiciones físicas y de descanso cuando se enfrente en los cuartos de final a Berdych, sexto cabeza de serie, que fue superior al español Nicolás Almagro, undécimo favorito, al que ganó por 7-6 (7-4), 6-4 y 6-1.

El tenista suizo de 31 años se ha enfrentado 12 veces a Berdych y le ha ganado 11 duelos para perder sólo en el 2011, en los cuartos de final del torneo Masters 1000 de Cincinnati.


Fuente: EFE

Populares de la sección

Comentarios