Murray, persevera y triunfarás

A la sombra de Federer, Nadal y Djokovic, el escocés que se salvó de la masacre de Dunblane llegó al número 1
El 13 de marzo de 1996, escondido en la dirección de su colegio, Andy Murray se salvó de la masacre de Dunblane donde su maestra y 16 niños fueron asesinados. El incidente quedó bloqueado en su memoria, pero lo marcó a fuego. Pudo ser futbolista pero optó por el tenis. Vivió a la sombra de Roger Federer y Rafael Nadal, ganó dos medallas de oro olímpicas y fue capaz de bajar del trono a Novak Djokovic. Sin dudas que es un dignísimo –y flamante– número 1 del ranking ATP.

El "persevera y triunfarás" le calza como anillo al dedo a Murray, nacido en Glasgow, Escocia, el 15 de marzo de 1987 y que el sábado se aseguró desplazar a Djokovic del primer lugar del escalafón mundial del tenis luego de ganarle en semifinales del Masters 1000 de París-Bercy a Milos Raonic por wo, un día después de que el serbio cayera en cuartos de final ante el croata Marin Cilic.

El británico liquidó ayer en la final al estadounidense John Isner por 6-3, 6-7 (4), 6-4 para darle a su ascenso al número uno mundial un mayor aire de grandeza.

Andy Murray
Andy Murray, el nuevo 1
Andy Murray, el nuevo 1

Ganó así el octavo título de la temporada, la más prolífica de su carrera.

En 2009, Murray había ganado seis títulos. Ahora, con 405 puntos de ventaja sobre Nole intentará cerrar el año en la cima de la clasificación mundial. Para ello será clave el ATP World Tour Finals –el torneo de maestros con los seis mejores del año– que se jugará en Londres del 13 al 21 de este mes.

"Fue un viaje increíble para mí poder alcanzar lo más alto del ranking. A veces después de alcanzar algo grande o algo que no esperábamos puede ser fácil tener un bajón y sentirte relajado. Hoy antes del partido estaba realmente nervioso y me alegro de eso", declaró el británico en conferencia de prensa.

"Sería bonito terminar el año como número 1, pero estoy feliz por lo que logré hasta ahora", agregó.

El Masters ATP, donde Djokovic ganó los cuatro últimos títulos, es tradicionalmente mucho más favorable para el serbio. Murray no consiguió hasta ahora alcanzar la final en sus siete participaciones en el Torneo de Maestros.

Casi imbatible en la segunda mitad del año, el británico sumó su cuarto trofeo consecutivo, después de los de Pekín, Shanghái, Viena y los Juegos Olímpicos de Río, que no otorgaron puntos para el ranking mundial.

Pero sí un enorme prestigio. Y ahí Murray ratificó su clase. Porque le ganó a un Juan Martín Del Potro que se robó el torneo desde su épico debut con triunfo ante Djokovic.

También porque ratificó su condición dorada en los Juegos ya que en Londres 2012 se había impuesto en el césped sagrado de Wimbledon, un triunfo que lo catapultó inmediatamente a conquistar su primer Grand Slam, en el US Open, ante Djokovic. Antes, Murray había perdido las finales del US Open 2008 y del Abierto de Australia en 2010 y 2011.

Su racha de partidos ganados en forma consecutiva se eleva ahora a 19 tras la final parisina. En materia de torneos ganó siete de los últimos nueve en que se presentó. Sin dudas que es el jugador del momento, sobre todo a partir del bajón que experimentó Djokovic a partir del segundo semestre del año.

La primera parte de la temporada para el serbio fue perfecta coronándose en Australia y Roland Garros –los dos primeros Grand Slams–, en los Masters 1000 de Indian Wells, Miami, Madrid y Toronto, y ganándole a Murray en tres de los cuatro partidos que jugaron, entre ellos las finales de Australia y Roland Garros.

Un largo camino

Murray comenzó a jugar al tenis a los tres años. En su adolescencia estuvo cerca de seguir los pasos de su abuelo Roy Erskine, quien jugó cuatro años en la liga escocesa en la década de 1950. Pero en vez de enrolarse a las formativas del Rangers optó por la raqueta.

A los 15 años se mudó a España, entrenó con Javier Sánchez Vicario y ganó el US Open junior en 2004. La BBC le dio el premio a la Personalidad Deportiva Joven del año.

Con el estadounidense Brad Gilbert irrumpió con fuerza en el circuito mundial. En 2006 ganó en la cancha de cemento techada de San José su primer título profesional.

En 2007 se pasó bajo las órdenes de Miles Maclagan ganando dos torneos Masters cuando se llamaban Masters Series y no Masters 1000: Madrid y Cincinnati. También venció en Doha, Marsella y St. Petersburgo.

"El deporte se basa en los resultados y los resultados que tuve con Ivan Lendl fueron los mejores. Nunca había ganado un Grand Slam. Ivan había pasado por muchas de las mismas cosas que yo estaba pasando, y hablar con alguien como él, alguien que parecía ser mentalmente increíblemente fuerte. Es muy bueno saber que se sentía nervioso antes de las finales de Grand Slam y que había fracasado muchas veces, igual que yo", dijo sobre el checo Ivan Lendl quien lo dirigió entre 2012 y 2014 y es su actual coach, tras un período donde entrenó con la extenista francesa Amelie Mauresmo.
Andy Murray
Campeón de Marsella 2008
Campeón de Marsella 2008

El 2009 había sido su año más prolífico en títulos: Doha, Róterdam, los Masters 1000 de Miami y Canadá, Queen's y Valencia. Un años antes, en el US Open, había alcanzado su primera final de Grand Slam perdiendo en sets corridos ante Federer.

El reto del Grand Slam se le resistió dos veces más en Australia, en 2010 y 2011, la primera ante Federer, la segunda contra Djokovic.

Y claro, con semejantes monstruos encima, Murray comenzó a ser visto como un clase B. El que llegaba pero no concretaba.

Todo cambió con Lendl y el oro olímpico en Londres 2012 donde superó en una épica semifinal a Djokovic por un doble 7-5 y a Federer en sets corridos y con signos de contundencia: 6-2, 6-1, 6-4.

Roger Federer, Andy Murray y Juan Martín Del Potro
Roger Federer, Andy Murray y Juan Martín Del Potro, Londres 2012
Roger Federer, Andy Murray y Juan Martín Del Potro, Londres 2012

Un dato curioso: en Beijing 2008 se había ido en primera ronda contra Yen-Hsun Lu de Taiwán.

Con ese clic se desató la bestia. Al año siguiente le ganó la final de Wimbledon a Djokovic en tres sets tras superar una lesión de espalda que lo sacó de Roland Garros y que le hizo terminar prematuramente la temporada en octubre, luego de someterse a una cirugía en setiembre.

Djokovic fue su bestia negra en el Abierto de Australia donde le ganó en 2013, 2015 y este 2016, además de la de 2011.

Ganador de 43 títulos ATP, el palmarés grande de Murray se amplió este año nuevamente en Wimbledon donde se impuso a costa de Milos Raonic en tres sets, donde los dos últimos se definieron en tie break.

En los Juegos de Río se lo vio impenetrable, determinado. Como preparando lo que se venía: una recta final de temporada espectacular.

Dominado en sus mano a mano con los fenómenos de Federer (11-14), Nadal (7-17) y Djokovic (10-24), Murray esperó paciente su momento para dar el zarpazo. Y lo hizo ante un jugador tan consistente a lo largo del tiempo como Djokovic (223 semanas de número 1 en tres períodos). Una clara demostración de que esta era pertenece a cuatro fantásticos.


Todos los números 1

Jugador País Año Semanas
Ilie Nastase Rumania 1973 40
John Newcombe Australia 1974 8
Jimmy Connors EEUU 1974 268
Björn Borg Suecia 1977 109
John McEnroe EEUU 1980 170
Ivan Lendl R. Checa 1983 270
Mats Wilander Suecia 1988 20
Stefan Edberg Suecia 1990 72
Boris Becker Alemania 1991 12
Jim Courier EEUU 1992 58
Pete Sampras EEUU 1993 286
Andre Agassi EEUU 1995 101
Thomas Muster Austria 1996 6
Marcelo Ríos chile 1998 6
Carlos Moyà España 1999 2
Evgeny Kafelnikov RUSia 1999 6
Patrick Rafter Australia 1999 1
Marat Safin Rusia 2000 9
Gustavo Kuerten Brasil 2000 43
Lleyton Hewitt AUStralia 2001 80
Juan C. Ferrero España 2003 8
Andy Roddick EEUU 2003 13
Roger Federer Suiza 2004 302
Rafael Nadal España 2008 141
Novak Djokovic Serbia 2011 223
Andy Murray G. Bretaña 2016 ?

Las cifras

405 puntos de ventaja tiene ahora Murray sobre Djokovic por lo que aún no tiene asegurado cerrar el 2016 al frente de la clasificación mundial. Para ello será crucial lo que pase en el Masters de fin de año en Londres.
43 títulos lleva ganados el escocés en su carrera, los más importantes, el US Open 2012, Wimbledon 2013 y 2016, los Juegos Olímpicos de 2012 y 2016, y 14 torneos de Masters como el que este domingo le ganó a Isner, en París-Bercy. Su primer trofeo lo ganó en San José, en 2006.