Murray padeció los acosos de una fan por 12 meses

El británico contó que la veía en distintos hoteles y que una vez entró a su habitación y le acarició el brazo

El tenista británico Andy Murray, número dos mundial, dio este miércoles más detalles sobre el acoso que sufrió por parte de una de sus admiradoras hace varios años en distintos torneos europeos, y señaló que duró alrededor de doce meses y que para él fue una experiencia "muy extraña".

"Ocurrió hace mucho tiempo, unos seis años atrás. Duró prácticamente doce meses y de repente terminó", contó el escocés este miércoles en rueda de prensa tras vencer en segunda ronda al ruso Andrey Kuznetsov.

"Fueron meses muy extraños para mí, estaba en diversos hoteles del mundo y de repente me topaba con la misma persona, alguien que a veces estaba en mi habitación", contó el tenista de Dunblane.

"Fue algo incómodo, aunque afortunadamente ya terminó", concluyó Murray, quien desveló el acoso ayer, martes, en una entrevista para la International Premier Tennis League.

Murray aseguró hoy que le habían pedido que no revelara en qué lugares se encontró con su acosadora, aunque en informaciones publicadas ayer se señaló que al menos había sufrido su persecución en Barcelona y Rotterdam.

El doble campeón olímpico explicó que en una ocasión la fanática llegó a colarse a las siete de la mañana en su habitación -pese a que había colgado el hotel de 'no molestar'- y le empezó a acariciar el brazo.

Murray, cabeza de serie número uno en Pekín, se enfrentará en cuartos del torneo oriental a su compatriota y amigo Kyle Edmund, y reconoció que ello significará "un par de horas algo incómodas en los vestuarios", por la tensión del encuentro.

El jugador vuelve a la competición en Pekín tras dos semanas de descanso por una lesión en el muslo durante la Copa Davis, y subrayó hoy que se siente bien después los días de recuperación.

"Me sentí bastante rápido en la pista, pese a que a veces después de un descanso toma un tiempo volver a tener agudeza de nuevo", señaló el británico.


Fuente: EFE