Murió Raymond Kopa, leyenda del Real Madrid

Formó junto a Di Stéfano, Puskas y Gento una de las delanteroas más recordadas de los merengues
Raymond Kopa, muerto el viernes a los 85 años, permanecerá en la memoria como componente del mítico Real Madrid de los años 50, donde se convirtió en el primer francés en ganar una Copa de Europa y un Balón de Oro.

Este pequeño jugador, al que muchos clubes rechazaron en sus inicios por su físico, acabó formando junto a Alfredo Di Stéfano, Ferenc Puskas y Paco Gento, una de las delanteras más recordadas en el Real Madrid, que inauguró el reino europeo del equipo blanco.

"En ese Madrid había jugadores como Di Stéfano, Rial o Gento. Era un equipo impresionante, lo mejor que había en la época con diferencia. Y siguió siéndolo unos años", decía el pasado año en una entrevista el mítico jugador francés.

Dos partidos bastaron al legendario presidente blanco Santiago Bernabéu para convencerse de que quería a este talentoso centrocampista ofensivo de magnífico regate en corto y gran visión de juego.

Un amistoso que Francia ganó 2-1 a España en 1955 y al año siguiente la final de la Copa de Europa de Clubes Campeones (predecesora de la Liga de Campeones), que el Real Madrid ganó 4-3 al Stade de Reims, que encabezaba un brillante Kopa.


Un difícil comienzo

Su liderato sobre el campo llevó a un periodista inglés del "Daily Express", Desmond Hackett, a asignarle el apodo de "Napoleón", impresionado por su inteligencia táctica y, también, su pequeña estatura (1,68 m).

Un físico que a punto estuvo de impedir que este pequeño hijo de emigrante polaco, nacido Kopaszewski el 13 de octubre de 1931 en Noeux-les-Mines, pudiera tener una carrera profesional.

"Cuando tenía 18 años, muchos clubes de la región, Lens, Lille, Roubaix, Valenciennes... vinieron a verme. Pero decían que era muy pequeño", recordaba.

Nada de esto impidió que este joven, minero que sufrió la amputación de una parte del pulgar y el índice en un accidente, acabara firmando su primer contrato con Angers.

"¡Ya no serás Raymond Kopaszewski, sino Raymond Kopa! Suena mejor y se queda mejor", decidió su entrenador Camille Cottin.

Nació así la leyenda que empezó con sus buenos años en el Stade de Reims (1951-1956) con dos ligas francesas (1953, 1955) y la famosa final de la Copa de Europa que le abrió las puertas del Real Madrid.


Mítica delantera blanca

En sus tres temporadas en el equipo blanco, de 1956 a 1959, el hombre de la raya a un lado, forma con Di Stéfano, Puskas -al que idolatra - y Gento, el actual presidente de honor blanco, una de las delanteras más temibles de Europa.

Ahí se convierte en el primer francés en ganar la Copa de Europa (1957) y el único que la ganó otros dos años consecutivos (1958 y 1959).

Aunque se habla de frialdad de Di Stéfano hacia el francés, Kopa siempre lo negó y el pasado año explicaba:

"Alfredo tenía la costumbre de cargar más sobre Gento, y yo tuve la suerte de que el público me quería por mi manera de jugar y siempre gritaban: "¡A Kopita, dale la pelota a Kopita!". Nunca pretendí ocupar el carril de Alfredo. Está entre los tres mejores de todos los tiempos: Pelé, Di Stéfano y Puskas".

En tres años en el equipo blanco, jugó 103 partidos oficiales y marcó 30 goles, antes de volver en el verano de 1959 al Reims, donde se reencuentra con Just Fontaine, con el que había escrito un año antes una de las mejores páginas de la selección francesa.

- Retirada -

En el Mundial de Suecia-1958, llevaron a los 'Bleus' al tercer puesto, tras caer en semifinales ante un Brasil liderado por un joven Pelé (5-2).

Pero, Kopa fue elegido mejor jugador del torneo y Fontaine marcó 13 goles, un récord que aún permanece. Ese año, 'Kopita' también ganaría el Balón de Oro.

Primer jugador francés en hacer publicidad, Kopa puso fin a su carrera en 1967, tras dos títulos ligueros más ganados con el Reims.

Siempre cerca de Fontaine, convertido en entrenador del PSG en 1973, acepta ese año, a sus 42 años, jugar un partido de preparación frente al Saumur y marca tres goles, rechazando la proposición del PSG de salir de su retiro.

Kopa siguió jugando como aficionado hasta los 70 años. Hizo falta una osteotomía en la pierna derecha para acabar con esta increíble longevidad.


Fuente: AFP