Murió Grondona, el hombre del poder en el fútbol argentino

El presidente de AFA murió de una falla cardíaca: había sido ingresado en el sanatorio Mitre en la mañana del miércoles debido a una descompensación

El presidente de la Asociación del Fútbol Argentino (AFA), Julio Grondona, fue internado en la mañana del miércoles debido a que sufrió un problema cardíaco según informó el diario La Nación y finalmente falleció debido a la gravedad de la afección.

Grondona, de 82 años, era titular de la AFA desde 1979 y, a su vez, vicepresidente de FIFA.

Luego de los chequeos realizados, se constató el problema cardíaco y debido a su probelma, se decidió intervenirlo quirúrgicamente tras haber sufrido un aneurisma en la arteria aorta.

Medios argentinos confirmaron sobre la hora 13.20 que finalmente falleció.

La figura ineludible.

Fue el nombre del poder en el fútbol argentino. Durante 35 años fue el presidente y casi la única referencia de poder en la AFA. Bajo su mandato pasaron nueve Mundiales, 10 entrenadores de la selección. Bajo su égida el fútbol argentino se transformó en mayores y juveniles. Pero también bajo su mandato se tejió un mato de corrupción, y de control total. En el medio la AFA negoció contratos millonarios con el Grupo Clarín, luego lo disolvió, y se asoció al gobierno, para firmar otro contrato millonario.

Convivió con la dictadura militar de Videla, con la salida a la democracia, con los 90' de Carlos Menem, y luego se asoció con el gobierno de los Kirchner. Siempre salió bien parado.

Su gestión también  produjo las mayores reformas de la historia del fútbol argentino, durante la cual la selección obtuvo el Campeonato Mundial de México-86, cinco mundiales sub 20 (1979, 1995, 1997, 2001, 2005 y 2007), dos medallas de Oro en Juegos Olímpicos (Atenas-2004 y Pekín-2008) y las Copas Américas de 1991 y 1993.

Fue el mismo que prohijó a Maradona como jugador, que se peleó, que lo volvió a traer como DT de la selección y que lo volvió a escupir hacia afuera del sistema y hasta tratarlo de “mufa” en el Mundial.

Todo el fútbol argentino de los últimos 30 años está marcado por su presencia. También el Sudamericano, donde Grondona era referencia absoluta. Y la FIFA, donde seguía siendo vicepresidente, a pesar de que, como reconoció varias veces, apenas sebía un par de frases en inglés.

Ferretero de oficio, tenía un anillo al que recurría para repetir una frase que lo acompañaba en momentos altos y bajos: “Todo pasa”. Con esa filosofía sobrevivió políticamente a todo, y a todos.  Y murió aún como uno de los hombres más poderosos del mundo del fútbol.


Populares de la sección

Comentarios