Murió Eusebio, el rey del fútbol portugués

Conocido como la Pantera Negra, murió a los 71 años debido a un paro cardiorespiratorio

El portugués Eusebio, uno de los mejores futbolistas de la historia, murió este domingo en Lisboa a los 71 años debido a un paro cardiorespiratorio, anunció el Benfica, equipo en el que la Pantera Negra jugó 15 años y se convirtió en leyenda durante la década de los 60.

Eusebio da Silva Ferreira, que había sido hospitalizado varias veces por distintos problemas de salud, murió a las 04h30 GMT de este domingo, precisó el club lisboeta, en el que jugó entre 1960 y 1975, en un comunicado.

Elegido Balón de Oro en 1965 y dos veces ganador de la Bota de Oro (premio al mejor goleador europeo), Eusebio, originario de Mozambique -un antigua colonia portuguesa-, jugó la mayor parte de su carrera con el Benfica, con el que ganó la Copa de Europa en 1962, equivalente de la actual Liga de Campeones.

Considerado el mejor futbolista portugués de la historia, la Pantera Negra rivalizó con los grandes jugadores de su época. El brasileño Pelé, el argentino Alfredo Di Stefano o el inglés Bobby Chartlon rivalizaron en talento y popularidad con Eusebio.

"Eusebio siempre será eterno. Descanse en paz", escribió Cristiano Ronaldo, capitán y estrella de la actual selección portuguesa, este domingo en su cuenta de la red social Facebook, adjuntando una foto en la que posa junto con el mito.

Nacido el 25 de enero de 1942 en Maputo, capital de Mozambique, Eusebio tenía siete hermanos. A los 19 años fue reclutado por el Benfica debido a sus excepcionales cualidades físicas y técnicas.

"Fui el mejor jugador del mundo, el máximo goleador de Europa, lo hice todo salvo ganar un Mundial", reconoció Eusebio en una entrevista a finales de 2011, haciendo alusión a la semifinal que perdió su país contra Inglaterra (2-1) en la Copa del Mundo de 1966. Portugal fue tercero y su estrella el máximo goleador con nueve tantos.

En 1962 Eusebio ganó la Copa de Europa marcando dos goles en una antológica final (5-3) ante el poderoso Real Madrid de dos leyendas como Di Stefano y el húngaro Ferenc Puskas.

Dos años más tarde, en 1964, todos los grandes clubes europeos querían fichar a Eusebio, pero el dictador portugués Antonio Salazar frenó cualquier operación.

"Mi política es un balón", explicó recientemente Eusebio, sencillo y humilde, cuando le preguntaron si sintió alguna simpatía por el regímen de Salazar.

Elegido Balón de Oro en 1965, Eusebio se convirtió en el primer futbolista de color en lograr esta distinción, otorgada por la revistan France Football al mejor europeo del año.

Finalmente completó con el Benfica 15 temporadas, ganando 11 títulos nacionales, cinco Copas de Portugal y disputando, después de la victoria en 1962, tres finales de la Copa de Europa.

Los 733 goles en 745 partidos que logró a lo largo de su carrera dicen todo acerca de un delantero formidable, que reunía velocidad, técnica y precisión. Ganó la Bota de Oro en 1968 y 1973.

Hasta el día de su muerte Eusebio mostró fidelidad y amor al club lisboeta, que homenajeó a su ídolo con una estatua delante del Estadio de La Luz.

Eusebio abandonó el Benfica en 1975. Sufrió seis operaciones en la rodilla izquierda y se retiró tres años más tarde, después de haber jugado en clubes de Estados Unidos y en equipos portugueses de segunda categoría.

Entonces se convirtió en embajador del Benfica y de la Federación Portuguesa, ejerciendo de representante en los principales actos.

Varias generaciones de jugadores; entre ellos Futre, Figo, Rui Costa o el propio Cristiano Ronaldo, se han mirado en el espejo de Eusebio, el primer futbolista portugués que conquistó el mundo.

 


Fuente: AFP

Populares de la sección

Comentarios