Murió el piloto que impresionó a Sudáfrica

Laurie Kay voló un enorme Boeing 747 sobre el estadio pocos minutos antes del comienzo de la final del Mundial de rugby de 1995

El piloto sudafricano Laurie Kay, que en 1995 impresionó a su país al dirigir un enorme Boeing 747, avión conocido popularmente como "Jumbo", sobre el estadio pocos minutos antes del comienzo de la final del mundial de rugby de Sudáfrica, ha fallecido a los 67 años, informó hoy la prensa local.

Kay murió ayer de un ataque al corazón en el parque natural de Kruger, en el noreste de Sudáfrica, donde participaba en labores de vigilancia aérea de los cazadores furtivos de rinocerontes.

Toda la prensa nacional recuerda hoy el papel de Kay en la mítica final del mundial de rugby del 24 de junio de 1995.

Sudáfrica batió a Nueva Zelanda, en un hito deportivo celebrado por toda la nación más allá de las diferencias raciales, en plena transición política y un año después de la elección de Nelson Mandela como primer presidente negro del país.

Por sorpresa para los espectadores y millones de televidentes que esperaban el comienzo del partido, Kay pilotó el Boeing 747 Classic que planeó dos veces sobre el estadio de Ellis Park en Johannesburgo, atestado de blancos agitando banderas de la nueva Sudáfrica multirracial.

Con un mensaje escrito en la parte de abajo del aparato, el avión de las Aerolíneas Sudafricanas (SAA) -patrocinador del torneo- deseó suerte a los anfitriones antes del pitido inicial.

El momento está recreado en la película "Invictus" (2009), que cuenta los empeños de Mandela (encarnado en el filme por Morgan Freeman) para hacer del éxito del equipo nacional de rugby -un deporte tradicionalmente blanco en Sudáfrica- un motivo de unidad nacional entre todas las razas.

"Fue un vuelo febril, para el que fue necesaria mucha preparación", recordó al diario "The Star" Scully Levin, amigo y primer maestro de aviación de Kay.

Kay se enroló en el Ejército del Aire británico en 1967, pero la añoranza de su país natal le hizo regresar pronto a Sudáfrica, según Levin.

Tras pasar también por el Ejército del Aire sudafricano, Kay entró en la aviación civil en 1974, convirtiéndose en piloto de SAA.

Considerado uno de los mejores aviadores sudafricanos, Kay pilotó también el avión que participó en la ceremonia de investidura de Mandela como presidente en 1994, así como en la inauguración de la Copa de África de Naciones de fútbol celebrada en Sudáfrica en 1996.

Jumbo en la final de rugby

Fuente: efe

Populares de la sección

Comentarios