Murillo, la nueva perla aurinegra

Tímido y de pocas palabras, el colombiano se está adaptando a su nueva vida en Uruguay y el técnico Da Silva dijo que no tiene techo

Cuando llegó a Uruguay lo llevaron al Viera a ver el debut de Peñarol en el Clausura. Se sorprendió. No había lugar en la platea y tuvo que mirar el encuentro parado. "¿Dónde me metí?", se habrá preguntado.

El primer detalle que llamó la atención cuando se incorporó al plantel de Peñarol fue su timidez. Pero, pese a ser hombre de pocas palabras, no le costó adaptarse al grupo. "Los compañeros lo arroparon, lo trataron bien, porque es un poco tímido", reveló el técnico Jorge Da Silva.

Y al colombiano le bastaron pocos partidos para retirarse ovacionado por la gente.

Miguel Murillo, la nueva perla aurinegra que aún no sale de su asombro por compartir el simple hecho de jugar al lado de Diego Forlán y, según su técnico Jorge Da Silva, "no tiene techo".

"Llegó muy bien físicamente que era una de las razones que buscábamos que el jugador que llegara lo hiciera en optimas condiciones. La única duda era la adaptación. Los compañeros lo arroparon, lo trataron bien, es un poco tímido y difícil de sacarle palabras pero se sintió muy a gusto. Es un jugador que puede dar mucho más, su techo está muy alto. Es fuerte, potente, y cuando tienen que salir a buscar a un compañero para pivotear lo hace en buena forma".


Populares de la sección