Munúa quiere reforzar el ataque

El técnico tricolor apuntó a Christian Tabó y Diente López para apuntalar al goleador Iván Alonso
Reforzar el ataque es una de las prioridades de Gustavo Munúa para el primer semestre de 2016 en el que Nacional competirá en la Copa Libertadores y deberá ganar el Clausura para definir con Peñarol la temporada 2015/2016. En ese sentido están avanzadas las negociaciones por Christian Tabó y Nicolás López.

Los dos tienen pasado tricolor, aunque con una diferencia: mientras Tabó llegó desde Racing y permaneció seis meses, López es producto genuino de las divisiones formativas del club.

El sistema que suele utilizar Munúa necesita de delanteros que lleguen por las bandas, que desborden, conviertan y generen juego para Iván Alonso.

En la primera parte de este año, cuando el técnico era Álvaro Gutiérrez, el equipo contó con Leandro Barcia por derecha y Carlos De Pena por izquierda. Ambos resultaron fundamentales para el título logrado la temporada anterior. Pero De Pena ya no está y Barcia bajó su nivel.

Nacional contrató al argentino Alejandro Barbaro con la intención de reemplazar a De Pena, pero el argentino no logró el cometido durante el Apertura. Barcia pasó al banco de suplentes y fue sustituido por Sebastián Fernández, que terminó redondeando un buen campeonato.

Pero una de las carencias fundamentales de los delanteros de Nacional ha sido el gol. Excepto Alonso que marcó 15 en todo 2015 y Fernández que hizo nueve, los demás tienen un promedio muy bajo de goleo.

Barcia, por ejemplo, marcó cuatro en el último Clausura y solo uno en el Apertura. El que les sigue es Sebastián Abreu, quien marcó tres en el pasado torneo, todos desde el punto penal. El argentino Barbaro marcó dos.

Este fue el aporte en la red de los delanteros tricolores. Escaso. Porque si no aparece Alonso al equipo le falta una pata. Es por eso que necesita imperiosamente un atacante con gol.

Abreu ya no va a estar porque su contrato no será renovado. Queda en el plantel Juan Cruz Mascia, que en el primer semestre del año fue prestado a Wanderers y en la segunda parte participó solo en los últimos dos partidos de Nacional, sin convertir goles.

Leandro Otormin es una apuesta que viene desde abajo, pero le falta consolidarse en Primera división. Cuando estaba sumando minutos sufrió una lesión que lo apartó del equipo. Reapareció con goles en los amistosos que Nacional disputó en el Interior al cabo del Apertura y es una incógnita para el futuro.

Por todo eso es que la mira apunta a dos jugadores conocidos: Tabó y Diente López. El primero no tuvo un pasaje sobresaliente y es más, no marcó un solo gol con la camiseta tricolor en los nueve partidos que participó, la mayoría desde el banco. Le tocó llegar en un momento fantástico de Barcia y al terminar el Uruguayo pasado se fue a Atlas. Pero dejó un buen recuerdo en la final contra Peñarol cuando ingresó unos minutos y resultó determinante para el triunfo.

El segundo es López, quien apareció con 17 años en el Clausura 2011. Había sido goleador de un torneo juvenil jugado en Punta del Este y Juan Ramón Carrasco lo puso en Primera. Debutó contra Central Español y marcó un gol. Terminó ese Clausura con cuatro partidos y tres goles.

En el Apertura 2011 entró en las primeras dos fechas y después desapareció. Junto a su representante Pablo Bentancur se fue sin autorización del club a Italia y ya no regresó. Cuando cumplió 18 años firmó contrato con la Roma y Nacional recibió US$ 1 millón por los derechos de formación. En 2013 lo compró Udinese, club que actualmente es el dueño de su ficha. Como cedido defendió a Hellas Verona y Granada de España. Hoy, con apenas 22 años, tiene intención de regresar a Nacional y ya hubo un acercamiento entre Bentancur y el presidente tricolor José Luis Rodríguez.

Si bien hay otros delanteros que están en la carpeta de los albos, estos dos son los que más cerca están de llegar para reforzar el ataque.

Iván Alonso, tercer goleador desde 1998

Iván Alonso ya se instaló como el tercer goleador de Nacional desde 1998 a la fecha. El primero es Richard Morales con 67 y el segundo es Gabriel Álvez con 65. Alonso suma 56 y quedó por encima de Alexander Medina (55) y Sebastián Abreu (48). Alonso marcó ocho tantos en la temporada 2012/2013; 17 en la 2013/2014; 23 en la 2014/2015, y lleva ocho en la actual 2015/2016. A los 36 años de edad sigue siendo un delantero indispensable.

Abreu desmintió su llegada a Junior

"Sinceramente no sé de dónde habrá salido el rumor, pero de mi parte no he tenido ningún llamado (de Junior de Barranquilla)", dijo Sebastián Abreu según el diario colombiano El Heraldo. Esta no es la primera vez que su nombre se escucha como refuerzo de Junior: "Sueno mucho, pero no se concreta nunca", agregó Abreu, y cerró: "Equipos que se preparan para ser protagonistas siempre son interesantes", dejando abierta la puerta.


Populares de la sección

Acerca del autor