Munúa está cerca de volver

El golero que se fue hace 10 años de los tricolores, negocia su salida de Fiorentina para regresar

El sueño es posible. Nacional está más cerca que nunca de concretar el regreso de Gustavo Munúa. El golero que en enero cumplirá 36 años hace gestiones para desvincularse de Fiorentina y enrolarse a los tricolores, más de 10 años después de su partida del club.

“El presidente (Eduardo Ache) habló con él y existe una gran posibilidad de que venga. Todo está bien encaminado” dijo un dirigente de Nacional a El Observador.

Munúa se fue de Nacional a Deportivo La Coruña en 2003 cuando el presidente era Ache. Hoy, un año después de retornar al sillón presidencial de los albos, el dirigente intentará el regreso de uno de los mejores goleros nacidos en el club en los últimos años.

“De una cosa estamos seguros: si no es Munúa, no vamos a traer otro arquero” señaló un dirigente.

El técnico Gerardo Pelusso está de acuerdo con las negociaciones, aunque después tendrá que resolver quien juega y quien va al banco de suplentes entre tres goleros grandes y de nivel para jugar en el equipo principal: Munúa, Jorge Bava y Leonardo Burián.

Burián ya adelantó que está dispuesto a salir a préstamo para tener continuidad. Actualmente los tres goleros del plantel principal de Nacional son Bava, Burián y Martín Tejera.

Una larga historia

Munúa llegó a Nacional cuando tenía ocho años. Lo llevó su padre. Ya jugaba de golero, aunque en determinado momento lo pusieron de volante porque no tenía altura para el arco. El técnico de Séptima, Carol Nitzof, lo devolvió bajo los tres palos.

A los 16 años Nacional lo cedió en préstamo a Albion, que competía en la divisional C. A esa edad, Munúa jugó en esa complicada categoría.

Después alternó con Fabián Carini en las selecciones juveniles de Uruguay. En 1997 debutó en Primera con la camiseta de Nacional. En 1998 fue campeón del Apertura jugando los 11 partidos del torneo y para el Clausura lo desplazó Leonardo Romay.

Hasta que tomó el puesto y no lo dejó más. En 2002 ya estaba consolidado como titular de Nacional y el 27 de setiembre, en un partido contra Central Español, marcó un gol de tiro libre.

Al año siguiente hizo tres goles más en partidos oficiales, todos desde el punto penal. En ese 2003 Munúa entró en la historia porque se mantuvo durante 963 minutos sin recibir un gol y rompió el récord de imbatibilidad que tenía Eduardo García desde 1933 con la camiseta de Nacional. Estuvo a escasos 25 minutos de destronar a Ladislao Mazurkiewicz, quien tiene el récord del fútbol uruguayo.

A mitad de 2003 fue transferido a Deportivo La Coruña. Un polémico pase porque durante años el club tricolor estuvo sin cobrar y le inició al conjunto gallego un juicio en la FIFA.

Munúa, que entre 1998 y 2004 disputó 21 partidos en la selección nacional, defendió también a Málaga, Levante y desde el principio de este año ataja en Fiorentina.


Populares de la sección

Comentarios