Mujica a Lugano, “estamos los dos en las últimas”

El presidente se abrazó con Lugano y le habló al oído, además de romper el protocolo cuando se tocaba el himno de Eslovenia para saludar a Arévalo Ríos y palmearle la cara a Forlán

Después que le entregó el pabellón nacional para llevarlo al Mundial de Brasil y decirle en medio del griterio de Centenario: “Pa la barra, Diego”, el presidente de la República, José Mujica, se estrechó en un abrazo con Diego Lugano y le habló al oído.

¿Qué le dijo el presidente que determinó la risa del capitán celeste? De acuerdo a lo que revelaron en Sport 890, que entrevistó a Lugano luego del partido, Mujica le susurró: “Estamos en las últimas los dos, eh”, en clara alusión a que culmina su mandato y que el capitán celeste está cumpliendo un ciclo importante con la celeste.

Pero no fue lo único del presidente en el Centenario. Pocos se percataron del detalle que rompió el protocolo. Cuando se empezó a entonar el himno de Eslovenia, Mujica se retiraba pero detuvo su marcha para saludar particularmente a Egidio Arévalo Ríos al que le extendió la mano y abrazo en medio de risas. Enseguida le dio la mano a Godín y se encontró con Forlán, que lo seguía en la fila, para tomarle la cara con las dos manos y darle una cachetada afectuosa. Todo entre risas y mientras los jugadores de Eslovenia cantaban el himno.

 


Populares de la sección

Comentarios