Muere ciclista tras ser embestido por una moto

El belga Antoine Demoitié cayó al piso y fue impactado por una moto que no pudo esquivarlo. Exigen que se investigue

El joven ciclista belga Antoine Demoitié, víctima de una caída y atropellado por una moto este domingo durante la clásica Gante-Wevelgem, resultó muerto, informó por la noche la gendarmería de la región francesa Nord-Pas-de-Calais.

"El ciclista murió. Está en curso una investigación para determinar las circunstancias", dijo a la AFP Frédéric Evrard, encargado de comunicación de la gendarmería de Nord-Pas-de-Calais.

Demoitié, de 25 años, se cayó en Sainte-Marie-Cappel, a 115 kilómetros de la meta de la clásica, que ganó el eslovaco campeón del mundo Peter Sagan.

Una vez en el suelo, fue golpeado violentamente por una moto que le seguía y que no pudo esquivarlo, publicó la prensa belga.

Fue primero hospitalizado en Ypres, antes de ser trasladado de urgencia al Centro Hospitalario Regional (CHR) Universitario de Lille.

Llegado esta temporada al seno del equipo belga de segunda división, el joven velocista nacido en Lieja falleció a los 25 años en el hospital de Lille (Norte de Francia), a donde fue llevado tras su accidente en Sainte-Marie-Cappel, en la parte francesa de un recorrido que discurre en su mayoría por Bélgica.

Demoitié fue víctima de una aparatosa caída junto a otros corredores en el kilómetro 150, tras el que fue atropellado por una de las motos de la carrera cuando se encontraba tendido en el asfalto.

"Cuatro corredores se cayeron delante de la moto", señala un testigo citado por el periódico belga SudPresse, "y la moto, que iba justo detrás, cayó literalmente encima del corredor".

Varios testigos aluden a la fatalidad como causante de la muerte de Demoitié, precisando que el ciclista presentaba heridas en la cabeza.

Hospitalizado en un "estado extremadamente grave", según expresó su equipo, su mujer y su familia acudieron rápidamente al servicio de cuidados intensivos del Hospital de Lille.

Año negro

Demoitié llegó al Wanty-Gobert a principios de 2016, procedente del equipo Wallonie-Bruselas, en el que permaneció tres temporadas. Su sueño era conquistar una clásica de Flandes, como la Gante-Wevelgem en la que destacaron sus dos referentes y compatriotas, Tom Boonen y Philippe Gilbert.

Buen esprínter y hábil en las llegadas en cuesta, había ganado el Tour de Finistere en 2014, una prueba de la Copa de Francia. En 2015 finalizó segundo en otras dos carreras menores.

Este año el joven corredor valón, que se había casado en otoño, había destacado en la primera etapa de la Estrella de Besseges, finalizando tercero en un esprint ganado por el francés Bryan Coquard.

El ciclismo belga fue doblemente golpeado este fin de semana, con el accidente de Daan Myngheer, víctima de un infarto el sábado cuando disputaba el Criterium Internacional de Córcega.

Myngheer, de 22 años, que fue campeón de Bélgica Junior en 2011, aunque aún no se había estrenado como profesional, se encontraba en coma el domingo en Ajaccio, a donde fue transportado en helicóptero la víspera.

Desde el inicio de año, varios accidentes de diversa gravedad han sacudido al pelotón profesional, algunos de ellos tiñéndolo de luto, como el del francés Romain Guyot (23 años), atropellado por un camión durante un entrenamiento en Francia .

En enero, seis corredores del equipo Giant, entre ellos el alemán John Degenkolb (vencedor en 2015 de la Milán-San Remo y de la Paris-Roubaix) y el francés Warren Barguil, resultaron heridos tras un choque contra un coche. Los corredores efectuaban un entrenamiento cuando el vehículo, que circulaba en sentido contrario, se los llevó por delante.

Exigen que se esclarezca

La Asociación Internacional de Corredores Ciclistas (ACP) expresó este lunes su pesar tras la muerte de Antoine Demoitié, y exigió que se pusiera "luz sobre las circunstancias" del accidente del belga, atropellado por una moto el domingo durante la Gante-Webelgem.

"En este momento de dolor, no queremos discutir pero sufrimos una gran frustración", declaró el presidente del sindicato de ciclistas, el italiano Gianni Bugno. "Siempre hemos mantenido que la seguridad de los corredores debe estar en primer lugar en las discusiones entre los diferentes actores del ciclismo".

"En la última reunión del Consejo de ciclismo profesional (CCP), pedimos específicamente comunicar rápidamente las estrategias que deben ponerse en marcha para mejorar la seguridad durante las carreras", añadió el excorredor italiano.

"No quiero acusar a nadie, pero sí hacer reflexionar sobre la responsabilidad de cada uno sobre el nivel de atención, de sensibilización y de control de las normas de seguridad", concluyó Bugno en el comunicado.

Numerosos corredores han manifestado a través de las redes sociales su oposición a que haya tantas motos en las carreras.

Aunque, recordó el irlandés Dan Martin (vencedor de una etapa la semana pasada en la Vuelta a Cataluña), "las motos son necesarias en nuestro deporte para la seguridad y para su presencia en los medios. Es su conducción y su dirección lo que necesita ser dirigido".


Fuente: AFP