Motivado por vencer el cáncer

Nicolás Culela, flamante tricampeón nacional de aguas abiertas, se dedicó a este deporte cuando a su padre le diagnosticaron la enfermedad en 2010

Nicolás Culela era un incipiente nadador de 50 y 100 metros pecho cuando a su padre, Danilo, le diagnosticaron cáncer en 2010. Su vida cambió.

“Necesitaba hacer una actividad que me despejara la cabeza para no estar pensando todo el tiempo en eso de que es una injusticia. Por eso empecé a nadar en aguas abiertas”, explicó a El Observador, desde Maldonado.

El domingo, al ganar la Travesía de la Bahía de Pocitos, se coronó tricampeón nacional de esa modalidad de nado.

“Con mi carrera como nadador quiero ayudar a que la gente tome conciencia sobre la enfermedad, a lograr encontrar cura para el cáncer y a que los pacientes puedan tener acceso a medicamentos o tratamientos. Creo que cuando los deportistas alcanzan popularidad su voz puede ser escuchada y a mí me gustaría, cuando sea más conocido, llevar esa bandera”, expresó el nadador de 20 años.

Su padre, que trabaja en bedelía de la Udelar, recibió un autotransplante de médula en 2011 y “ahora lleva una vida prácticamente normal”, según su hijo.

Ese año, Culela disputó su primer Nacional de aguas abiertas, coronándose campeón.

“Fue muy sufrido. Casi no tuve tiempo de prepararme bien. Nicolás Loyarte venía de ser bicampeón y ganó tres de las cuatro etapas, pero yo gané en Punta del Este y él entró muy atrás, lo que me permitió superarlo en la tabla de puntos”, dijo.

Nacido en Montevideo, Culela se mudó enseguida a Paysandú, donde se vinculó rápidamente con el deporte.

“Además de natación, hice gimnasia olímpica. También probé con el fútbol y el básquetbol, pero no me fue bien porque soy muy individualista”, confesó.

En 2009 llegó a Maldonado y dio el gran salto competitivo al pasar a entrenar bajo las órdenes de Juan Moreno.

“No tengo apoyo de ninguna clase ni sponsors pero quiero seguir creciendo, mejorar y competir más a nivel internacional”, reveló.

En 2012 ganó su segundo Nacional de aguas abiertas al imponerse en las tres pruebas que se disputaron en el campeonato.

Este año repitió al vencer en San Luis, Nueva Helvecia, Punta del Este y Pocitos, siendo segundo en la cuarta etapa disputada en Salto, donde resultó ganador Juan Manuel Tolosa.

“Quiero hacer el ciclo olímpico para poder estar en los Juegos Olímpicos de Río 2016. El sistema de clasificación es muy complejo y para eso se necesita competir mucho afuera. Acá te escapás y hay veces que no te sigue nadie”, explicó.

“Para eso se necesita apoyo”, dijo quien después del Sudamericano de Belén 2012 se quedó tres meses en Brasil a entrenar. “No me pude quedar más porque fue imposible mantenerme”, contó.

La primera vez que representó a Uruguay fue en los segundos Juegos Odesur de Playa, disputados en Manta, en 2011.

“Quedé entre los 10z primeros en los 5k pero contraje salmonela, como varios nadadores por el mal estado del agua, y no pude correr los 10k”, explicó.

Culela terminó el liceo y este año planea hacer el curso de entrenador de natación en Montevideo. 

Hace poco se enteró de que Thiago, el hijo de seis años de Ignacio Saralegui, su entrenador de gimnasia olímpica en Paysandú, padece cáncer y su familia no puede afrontar el costoso tratamiento. 

“Se han hecho varios eventos por él, pero quiero mencionarlo para que pueda salir adelante”, afirmó Culela, el nadador que lucha contra el cáncer. 


Populares de la sección

Acerca del autor

Comentarios