Moscú 2013 está lista para hacer historia

El Mundial de atletismo que comienza el sábado será testigo del último salto con garrocha de la plusmarquista Yelena Isinbayeva y podrá consagrar a Usain Bolt como el más ganador de todos los tiempos

Desde el sábado y hasta el domingo 18 habrá razones de peso para trasnochar y prenderse al televisor a las 3 de la mañana. El Mundial de atletismo de Moscú 2013 despierta en todo el planeta expectativas únicas porque será testigo del último salto con garrocha de la rusa Yelena Isinbayeva y podrá consagrar al jamaiquino Usain Bolt como el más ganador de todos los tiempos en caso de ganar una presea en las tres pruebas en las que participará.

A tres décadas de la primera edición de los Mundiales (Helsinski 1983), Bolt llega a Moscú con las ganas de poner las cosas en su sitio, después de no haber ganado el oro en la prueba reina de 100 metros en la última edición de Daegu 2011, al ser descalificado por una salida falsa.

El jamaiquino, que cumplirá 27 años este mes, buscará el triplete en 100 metros, 200 m y el relevo 4x100 m. Si lograra su objetivo se convertiría en el más laureado en la historia de los Mundiales, con ocho oros y dos platas, superando al estadounidense Carl Lewis (ocho oros, una plata y un bronce).

El camino parece allanado para Bolt, ya que en 100 metros no estará su compatriota Yohan Blake, campeón en el último Mundial, lesionado, ni el estadounidense Tyson Gay y el también jamaicano Asafa Powell, sancionados por dopaje.

Solo un contratiempo, como la salida falsa de hace dos años en Daegu, puede cruzarse en la cita entre Bolt y la leyenda.

“Es muy importante para mí recuperar el título. Quiero seguir ganando cada carrera en la que compito y las carreras de 100 y 200 metros en Moscú serán los mayores desafíos para mí este año. Me encuentro en buena forma, concentrado y con buenas sensaciones. He entrenado fuerte y estoy preparado”, señaló el jamaiquino.

Sin rivales, parece difícil que Bolt pueda batir los récords del mundo de 100 metros (9.58) y 200 metros (19.19) que él mismo posee desde el Mundial de Berlín 2009.

A nivel general en este Mundial debe brillar una vez más Estados Unidos, que ya dominó hace dos años el Mundial surcoreano, donde ganó 25 medallas, doce de ellas de oro.

El país norteamericano, ante la ausencia de Gay, no podrá probablemente competir por el oro en la prueba reina de 100 metros, pero cuenta con otros representantes importantes, como la velocista Allyson Felix, el vallista Aries Merritt o el decatleta

Ashton Eaton. Allyson Felix buscará a sus 27 años seguir sumando medallas en las pruebas de relevos y en los 200 metros, que se sumarán a los ocho oros, una plata y un bronce que ya tiene.

La única carta que tiene Estados Unidos para aguar la fiesta a Bolt es el campeón olímpico de Atenas 2004 y doble campeón del mundo en las pruebas de velocidad en Helsinki 2005, Justin Gatlin, que parece encontrarse en forma, tras haber batido al jamaiquino en Roma esta temporada.

Como siempre se anuncia una lucha apasionante en las carreras de fondo entre Kenia y Etiopía, aunque las ausencias en el primero de David Rudisha (800 m), Vivian Cheruiyot, campeona del mundo en Daegu de 5.000 y 10.000 m, y Abel Kirui, doble campeón mundial de maratón, da ventaja al segundo en el duelo africano de las carreras de media y larga distancia.

Rusia, que tiene en este momento más de 40 atletas suspendidos por dopaje, jugará como local y tratará de hacer sombra a los triunfos estadounidenses, jamaicanos, kenianos o etíopes. Por esa razón, la presencia de Yelena Isinbayieva, que construyó una leyenda en salto con garrocha y en este torneo protagonizará el último salto de su carrera, es una de las esperanzas de los locales.


Populares de la sección

Comentarios