Monza es sinónimo de velocidad

Cierra la temporada europea un trazado que destaca por su altísima velocidad. Será una de las últimas chances del local Ferrari para frenar a Red Bull

La Fórmula 1 cumplirá este fin de semana con la 12ª fecha de un calendario de 19, despidiéndose de Europa por la presente temporada. La cita es en el autódromo de Monza, sinónimo de velocidad, que acompaña a la categoría desde 1950.

Serán 53 giros al trazado lombardo, totalizando 306 km de velocidad. Precisamente es la velocidad punta la principal característica de este circuito.

El desafío de las largas rectas

Una vuelta al Autódromo Nazionale di Monza implica mantener el acelerador pisado a fondo durante el 75% del recorrido de 5.793 metros en el que se desarrolla una velocidad promedio de 236 km/h, la más elevada de la temporada.

Una de las cuatro ocasiones donde se acelera a fondo -excediendo los 340 km/h- es en la recta de boxes. Requiere motores potentes, confiables y también relaciones adecuadas en las cajas de cambio para transformar ese potencial en velocidad punta.

Las relaciones de caja son extremadamente largas en Monza -para los parámetros de la Fórmula 1- con escalones pronunciados entre un cambio y el siguiente. Esto implica que se usa toda la curva de potencia de los motores y no únicamente la zona cercana al limitador, que se activa a 18.000 revoluciones por minuto.

El principal desafío es lograr que el motor toque la zona del limitador recién al final de las rectas. Si ocurre antes, se perderá velocidad punta facilitando el sobrepaso al auto que viene detrás. Con una relación demasiado larga, el efecto es el mismo: escasa velocidad final.

Que finalizan en violentas frenadas

Los frenos tampoco se la llevan fácil en Monza. Sortear la primera curva, Variante del Rettifilo, implica frenar en pocos metros de casi 350 km/h a poco más de 80 km/h, soportando una carga de casi 6g durante 2 segundos y medio. Ascari, posiblemente la variante más espectacular del circuito, exige una frenada donde se pasa de 330 km/h a 160 en apenas 70 metros.

Con escasa carga aerodinámica

Este es el trazado con menor carga aerodinámica de la temporada. Se minimiza la resistencia al avance para obtener mayor velocidad punta en las rectas, comprometiéndose la performance en las pocas zonas –como la Parabólica o Ascari- que requieren del apoyo aerodinámico.

El ala trasera que equipa a los autos está especialmente diseñada para Monza, lo que la convierte en una de las carreas más costosas por el desarrollo que implica a cada equipo.

Las cubiertas como en casa

Pirelli, fabricante italiano de neumáticos y único proveedor de la Fórmula 1, repite la elección que realizó hace pocas semanas en Spa: neumáticos duros y medios para Monza. Como en la fecha anterior prestarán especial atención a las presiones mínimas que emplearán los equipos y al ángulo de comba negativa con el que ponen a punto los equipos a sus autos.

En ambos casos la fiscalización correrá por cuenta de la FIA. Los pianos, que golpean los pilotos en cada curva para acortar camino, han sido suavizados por lo que ya no representan la amenaza que significaron en años anteriores para los neumáticos.

Los candidatos de siempre

En su casa Ferrari siempre ha sido un rival duro. Fernando Alonso y el director del equipo, Stefano Domenicali, insisten en que aún pueden dar lucha a Sebastian Vettel (Red Bull Racing) quien lidera el torneo. Si no descuentan puntos en Monza y en Singapur no podrán frenar al tri-camopeón a tiempo.

El alemán -ganador en Malasia, Baréin, Canadá, Alemania y Bélgica- siempre es candidato y, con 46 puntos de ventaja sobre el asturiano, parece ir camino a su cuarto título consecutivo.

Los hombres de Mercedes, Lewis Hamilton (3º en los puntos, último ganador en Monza) y Nico Rosberg son los reyes del sábado, pero la Fórmula 1 aun no entrega puntos en la Clasificación. Habrá que esperar al domingo para ver el ritmo de carrera de sus autos con esta configuración de baja resistencia aerodinámica.

Kimi Raikkonen (Lotus) fue uno de los grandes perdedores en Spa. Una visera desprendida de un casco tapó uno de los ductos de ventilación de los frenos de su auto, recalentándolos y obligándolo a abandonar por precaución. Su compañero de equipo Romain Grosjean es otro que va muy rápido cuando logra dominar su temperamento.

Hoy se realizará la Clasificación -a las 09:00 horas de Uruguay- y mañana se disputará la carrera en el mismo horario.


Populares de la sección

Acerca del autor

Comentarios