Ministro brasileño trata al fútbol uruguayo de “hermano pequeño”

La selección de fútbol de Brasil “no debe repetir el fracaso de perder el Mundial 2014 como cuando organizó el evento en 1950”, dijo el ministro de Deportes Aldo Rebelo

"No podemos repetir la tragedia nacional de 1950 cuando perdimos frente a Uruguay", dijo Rebelo a los periodistas que visitaban Brasil como parte de los preparativos para el torneo.

"Fue como perder frente a tu hermano pequeño. Perder frente a Argentina, bien podría ser como perder ante tu cuñado y eso es algo que tampoco puedes aceptar en la familia".

A siete meses del inicio de la Copa Confederaciones 2013, torneo señalado como el ensayo general para el Mundial, Rebelo dijo que era optimista respecto a que todos los aeropuertos, hoteles y la infraestructura necesaria esté lista a tiempo.

Sin embargo, señaló que hubo un trauma que empañaba todo en un país loco por el fútbol como Brasil tras la derrota de 1950 en el estadio Maracaná en Río de Janeiro.

En el partido que fue presenciado por la que sigue siendo la multitud más grande que se ha reunido en la historia en un estadio -estimada en entre 199.000 y 205.000 personas-Uruguay derrotó 2-1 a Brasil proclamándose campeón del mundo por segunda ocasión después de ganar el torneo inaugural en Montevideo en 1930.

Brasil tuvo que esperar hasta la llegada de Pelé, con 17 años, para ganar su primer mundial en 1958. En 2014, tendrá como objetivo convertirse en campeón del mundo por sexta ocasión y borrar el recuerdo de 1950 de una vez por todas.

"Perder con Uruguay en 1950 no sólo tuvo un impacto en el fútbol brasileño. Repercutió en la autoestima del país", dijo Rebelo a Reuters.

"Los brasileños se sintieron derrotados como país y sólo se sintieron compensados cuando ganaron el mundial en 1958 y abandonaron lo que el escritor Nelson Rodrigues denominó 'el complejo de perro callejero', así que ganar el mundial es muy importante para nosotros", agregó.

El funcionario dijo que las cosas deben cambiar en el 2014.

"Hay derrotas y derrotas, pero no queremos otra como la que sufrimos en 1950 y contamos con una victoria porque estamos jugando en casa y no seré modesto porque tenemos los mejores jugadores del mundo", sostuvo.

"Tenemos la fuerza, la técnica y la creatividad y la disciplina técnica para ganar el mundial. Ahora soy optimista ya que (Luiz Felipe) Scolari está de vuelta como entrenador. Soy optimista por nuestros jugadores. Ningún equipo tiene la misma calidad que Lucas y Neymar tienen en cualquier parte del campo", agregó.

Rebelo se refirió a las posibilidades de Argentina, el clásico rival de Brasil.

"Argentina tiene a un jugador excepcional en Lionel Messi pero no tiene otro jugador en el otro lateral del campo tan bueno como él para ayudarle y los defensas de Argentina no son tan buenos como los nuestros", señaló.

Rebelo no mencionó al actual campeón del mundo, España, considerado ampliamente como el favorito en la fase final del Mundial 2014. La selección española es admirada en Brasil por jugar un fútbol que recuerda al "jogo bonito" que los grandes equipos brasileños hicieron popular en el pasado.


Populares de la sección

Comentarios