Milan abandonó un partido por gritos racistas

El jugador ghanés del equipo rossonero, Kevin-Prince Boateng, encabezó la retirada de sus compañeros tras escuchar insultos desde la tribuna referidos al color de su piel

Un nuevo caso de racismo conmovió en las últimas horas el mundo futbolístico. Esta vez fue en Italia, donde Milan y Pro Patria, un equipo del ascenso, jugaban un partido en cancha de estos últimos de cara a la segunda parte de la temporada.

A los 25 minutos de juego, Kevin-Prince Boateng, jugador ghanés de raza negra de Milan, recibió insultos desde la tribuna y de inmediato tomó el balón con sus manos y lo aventó con una patada hacia los hinchas.

Lejos de parar, los seguidores de Pro Patria reaccionaron peor y comenzaron a gritarle a varios jugadores. En ese momento, Boateng decidió irse del campo de juego y tras él se fueron todos sus compañeros. Mirá el video.

Boateng se fue de un partido por insultos racistas

Populares de la sección

Comentarios