Milagro no; trabajo

Las medallas de Lasa y Déborah son el fruto de la planificación y el esfuerzo de varios años
Las dos medallas de bronce conseguidas hasta el momento por el atletismo en Toronto fueron una grata sorpresa para el deporte uruguayo. Si bien siempre se tiene fe a los deportistas locales, por la magnitud de sus rivales –representantes de EEUU, Jamaica y otros países que son potencias mundiales– hacían casi inviable la posibilidad de lograr algún podio.

Pero Déborah Rodríguez y Emiliano Lasa lo hicieron en 400 vallas y salto largo, respectivamente. Lo que para muchos fue un milagro, para nada es considerado de esa forma en la órbita de la Confederación Atlética Uruguaya (CAU), que nuclea a los atletas uruguayos, y que considera que los éxitos son fruto del trabajo y la planificación desde hace años.

"Tuvimos la mejor preparación de la historia para el atletismo uruguayo", dijo a Referí Pablo Sanmartino, presidente de la CAU. "Fueron las mejores. Fuimos a competir a donde quisimos", agregó y explicó que eso se debió a los apoyos que obtuvieron por parte del Comité Olímpico Uruguayo, la Fundación Deporte Uruguay y la Secretaría de Deporte del Ministerio de Turismo y Deporte.

Con esa base, la planificación para Toronto –certamen en el que se esperaba el pico máximo de rendimiento de los atletas– permitió que, por ejemplo, Déborah fuera a competir a Bélgica, Lasa lo hiciera en España y Alemania, Andrés Silva compitiera con varios rivales de primer nivel en Puerto Rico, y que Pía Fernández y Aguelmis Rojas se prepararan en Brasil y la altura de Perú.

Entre los mejores

De los cinco atletas uruguayos en Toronto, solo uno entrena fuera del país, Lasa, quien lo hace en Brasil bajo las órdenes del entrenador Nelio Moura. "Su profesor es el mejor del mundo en salto largo, Los resultados lo demuestran: tiene dos campeones olímpicos y dos campeones mundiales", señaló Sanmartino.

Lasa está desde hace tres años en San Pablo gracias a una beca lograda "a la uruguaya". El titular de la CAU contó que la beca de la Asociación Internacional de Federaciones de Atletismo (IAAF) –la que tiene el atleta– debía tramitarse antes de que cumpliera 23 años. Por unos días estaba pasado de edad y Sanmartino hizo un llamado a la IAAF para ver si se podía hacer una excepción. Y, por fortuna, así fue.
La marca con la que Lasa logró su medalla, 8.17, significó unnuevo récord nacional, que hace un año estaba en 7.50, lo que muestra su evolución.

Por su parte, Déborah y Silva entrenan en el Campus de Maldonado bajo las órdenes de Andrés Barrios, quien volvió a celebrar una nueva conquista de sus pupilos en los Panamericanos.

El profesor ha sido tentado en varias ocasiones para ir a entrenar a otros países, donde tendría mejores condiciones e ingresos, pero prefiere quedarse en Maldonado. "Él quiere seguir en Uruguay y disfruta lo que hace. Por suerte, para nosotros, no se va", señaló.

Lo que viene

Mientras se esperaba la participación de Pía Fernández y Aguelmis Rojas el sábado, la CAU trabaja para el Mundial de Pekín, en agosto, en el que competirán Deborah, Lasa y Silva.

El presupuesto para esa participación ya está cubierto por el Ministerio de Deporte, que dio los pasajes para la delegación uruguaya.

El objetivo en China es lograr las marcas para los Juegos Olímpicos de Río 2016. "En el Mundial se logran las marcas", señaló Sanmartino, optimista y confiado en el trabajo que vienen realizando.

La planificación también tiene objetivos a más largo plazo. "Pía Fernández (20 años de edad) es un proyecto para los Juegos de 2020", comentó Sanmartino, quien recordó que algo similar ocurrió con Déborah Rodríguez, quien empezó en el atletismo a los 14 años y hoy, a los 22, ya es una realidad pero aún tiene varios años más para mejorar.

En la CAU están más que satisfechos con las dos medallas logradas hasta el momento en Toronto. "Teníamos cinco en 60 años de los Panamericanos y en un minuto sumamos dos más", dijo Sanmartino, quien señaló que no es un milagro. "Es trabajo y planificación. A nivel profesional, del milagro no podés ganar".

Acerca del autor