Mi pasado me condena

Suárez es la comidilla de los medios ingleses. Minutos después del partido ante Chelsea The Guardian publicó sus peores antecedentes en las canchas

A los diarios ingleses, la irascible conducta de Luis Suárez en la cancha ya no los sorprende. Están preparados.

Así lo hizo saber The Guardian que minutos después de la mordida del atacante de Liverpool al defensor de Chelsea, Branislav Ivanovic, publicaron sus acciones más polémicas en las canchas.

Acá el raconto formulado por el medio inglés:

Noviembre 2007: Suspendido en Ajax tras tener un altercado con su compañero de equipo Albert Luque en un entretiempo.

Julio 2010: La famosa mano del Mundial ante Ghana. Lo que lo convirtió en héroe en Uruguay –con una acción amparada por el reglamento por la cual resultó justamente expulsado- lo hizo villano para el puritanismo inglés.

Noviembre 2010: Muerde a Otman Bakkal, de PSV Eindhoven y recibe siete partidos de suspensión.

Octubre 2011: Incidente de racismo con Patrice Evra. Recibe meses después ocho partidos de suspensión y una multa de 40 mil euros.

Diciembre 2011: En el medio del proceso de racismo le hace un gesto provocativo (dedo mayor levantado) a los hinchas de Fulham. Lo suspenden un partido.

Febrero 2012: Rechaza saludar a Patrice Evra en Old Trafford en su primer encuentro tras el hecho de racismo.

Octubre 2012: Festeja un gol en el clásico ante Everton con un piscinazo frente a su técnico David Moyes, quien lo había acusado de ser un jugador tramposo por sus constantes simulaciones de faltas.

Enero 2013: Una mano casual en un partido de FA Cup ante Mansfield (la acción terminó en gol de Suárez) vuelve a levantar la temperatura del moralismo inglés.

Marzo 2013: Golpea al chileno Gonzalo Jara en un partido de Eliminatorias. El árbitro no lo advirtió pero días después, la FIFA abre un expediente para estudiar una eventual sanción.




Populares de la sección

Comentarios