México se despidió de la Copa Confederaciones

Fue con una victoria 2-1 sobre el también eliminado Japón

México se despidió el sábado de la Copa Confederaciones de Brasil con un triunfo por 2-1 sobre el también eliminado Japón, y con una sobresaliente actuación de su estrella "Chicharito" Hernández, autor de los dos tantos.

El atacante logró borrar la mala huella dejada por su equipo en la primera parte con un doblete a los minutos 54 y 66, en un compromiso disputado en el estadio Mineirao en el estadio Belo Horizonte (sureste).

Sin embargo, sobre el final desperdició un tiro penal y la oportunidad de irse del torneo con una mayor cosecha. Su disparo fue atajado por el portero Eiji Kawashima a los 90+2.

El volante ofensivo Shinji Okazaki descontó para los japoneses al 86.

La victoria salvó el prestigio de los mexicanos, campeones de la Confederaciones en 1999, después de caer frente a Italia (2-1) y Brasil (2-0) y quedar eliminados de la siguiente ronda.

Japón, por su parte, encajó tres derrotas frente a Brasil (3-0), Italia (4-3) y México, pese a su elogiado juego veloz.

En la primera conquista de la tarde, Hernández, jugador del Manchester United, concretó de cabeza una pelota enviada desde izquierda por Andrés Guardado. El arquero Eiji Kawashima dudó en la salida, lo que fue aprovechado por el mexicano.

El segundo de su cuenta llegó después de un tiro de esquina. Hernández superó en el salto a un zaguero y convirtió una pelota peinada en el área.

Con esa ajustada victoria, México cerró su sexta participación en una Copa Confederaciones, y dio un alivio a su cuestionado técnico José Manuel de la Torre.

El cuadro de 'Chepo' de la Torre fue discreto en ideas en el arranque del juego y careció de sorpresa en ataque, lo que hizo ver superio a su rival durante los pasajes iniciales.

México tuvo en el comienzo dificultades para jugar con la pelota al piso, y sólo se salvó de una temprana caída por la mala puntería de los japoneses.

En otra exhibición de juego rápido y preciso, aunque menos consistente que lo mostrado ante Italia, Japón se puso muy rápido al frente de las acciones y creó varias oportunidades en el primer tiempo.

Al minuto 5, la selección que dirige el italiano Alberto Zaccheroni hilvanó una jugada desde el fondo que estuvo a punto de concretar el mediocampista Shinji Kawaga.

La estrella de los "samuráis azules", conocido como el "Messi japonés", remató dentro del área, pero su disparo fue atajado con los pies por el arquero Guillermo Ochoa.

Cinco minutos después el atacante Shinji Okazaki anotó, pero su gol fue anulado por el árbitro alemán Felix Brych por posición adelantada, que no pareció tal en la repetición de la TV.

Japón, que por quinta vez participaba en una Copa Confederaciones, desperdició la opción de adueñarse del marcador, y permitió la lenta reacción mexicana.

Sin los restos físicos que dejó ver ante los italianos, cedió el dominio de la pelota, pero tampoco el 'Tri' supo administrarla con eficacia.

Al minuto 40 Andrés Guardado, el hombre más insistente en las filas mexicanas, estrelló una pelota en el arco defendido por Eiji Kawashima.

Fue la acción más clara para su equipo en la primera parte junto con un disparo del volante Jesús Zabala, que exigió al portero japonés poco antes del descanso.

Ya en la segunda parte, el ímpetu del equipo japonés se había esfumado. México se apoderó de la pelota, distribuyó más juego por los costados y logró concretar las jugadas de riesgo.

Hernández, que había anotado un tanto de tiro penal en el debut frente a los italianos, se vistió de héroe y convirtió de cabeza las dos pelotas que tuvo. Si bien erró sobre el final, lo que privó a México de una victoria más amplia, fue el hombre del partido.


Fuente: Por Héctor Velasco de la agencia AFP

Populares de la sección

Comentarios