Messi y el increíble pedido a Suárez, ¿lo cumplirá?

El uruguayo se ganó un auto en el Mundial de Clubes y el argentino reclamó donación
Luis Suárez fue goleador y mejor jugador del Mundial de Clubes que terminó el domingo en Japón. Además del Balón de Oro del certamen se llevó el premio del principal esponsor de la FIFA para este certamen: un auto.

Apenas se conoció que el premio, le pertenecía, Lionel Messi le dijo, en tono de broma, a un integrante del staff de Barcelona: "Me imagino que lo va a donar para el grupo". Suárez estaba al lado del argentino, pero no acusó recibo.

La broma de Messi a Suárez
La broma de Messi a Suárez

¿Qué habrá hecho Suárez con el auto? Por ahora es una incógnita porque no se ha pronunciado al respecto.

El main sponsor del Mundial de Clubes, a partir de este 2015 y por ocho años, es Alibaba, un gigante consorcio chino dedicado al comercio por internet.

El producto promocionado, y que se llevó Suárez, fue el Alibaba E-auto, un coche conectado a internet que espera lanzar al mercado en 2016, en alianza con la fabricante estatal china SAIC, según informó EFE.

La pelea por un auto

Estos de los premios en el mundo del fútbol ha sido objeto de polémicas y peleas.

Tal vez el episodio más conocido sea el que ocurrió entre Fernando Morena y Jair tras la final Intercontinental de 1982 que Peñarol le ganó 2-0 a Aston Villa en Tokio.

El premio al mejor jugador, por aquel entonces, era un Toyota 0 kilómetro modelo Carina, modelo que se fabricó entre 1970 y 2001.

Según cuenta la leyenda, en el túnel, antes de entrar a la cancha los jugadores se reunieron y dijeron que si alguno ganaba el auto el mismo se vendía para repartirse entre los jugadores. Pero el brasileño Jair se negó a compartir su botín para el caso de ser quien lo ganara.

Y quiso el destino que así fuera. Jair anotó un golazo de tiro libre que abrió el partido (el segundo lo hizo Walkir Silva) y a la postre el brasileño fue elegido como el mejor del partido.

Peñarol-Aston Villa, 1982
Peñarol-Aston Villa, 1982


Eso determinó un quiebre entre Jair y Morena, goleador, figura y gran referente del plantel aurinegro. En 1984, el brasileño se terminó yendo del club.