Messi-Suárez-Neymar, el tridente que se forjó a asados

"Cada dos meses nos reunimos un día después del entrenamiento para comer juntos, charlar y hacer unas risas", dijo el uruguayo

Con Javier Mascherano como maestro de ceremonias, los asados se convirtieron en el elemento que cimentó la complicidad entre Messi, Suárez y Neymar, como relató el brasileño en una entrevista esta semana, en la que el equipo azulgrana jugará por su quinto título del año, el Mundial de Clubes.

"Aprovechamos los días de asado para reunirnos todos y divertirnos. Los chicos son muy chistosos y tienen muchas historias que contar", dijo Neymar en Globo TV.

"Cada dos meses nos reunimos un día después del entrenamiento para comer juntos, charlar y hacer unas risas. Tenemos a un uruguayo que come muy bien. Si falta alguien, sabemos a quién colocar por ahí", añadió con un guiño a Luis Suárez.

Un año y medio después del aterrizaje en Barcelona del 'Pistolero' la unión entre las estrellas de Argentina, Uruguay y Brasil es sin ninguna duda la mejor sociedad del fútbol mundial.

¿Y de la historia?

Un trío que en el campo ha hecho de la complicidad su mejor arma. La inédita generosidad que demuestran los tres jugadores les ha llevado en ocasiones a desperdiciar alguna ocasión por querer buscar al socio para que pudiera irse a casa con su gol.

El debate no tardó en llegar. ¿Estamos ante la mejor delantera de la historia?

Para su técnico Luis Enrique no hay duda: "Es el mejor tridente del Barcelona y me atrevería a decir que de la historia del fútbol".

Alguien con más recorrido como César Luis Menotti, el técnico que llevó a la Albiceleste al título mundial en 1978, pide paciencia: "Es un disparate, Si pongo a Pelé y a Garrincha, o a Di Stéfano, Puskas y Gento, o la época del 'Flaco' Cruyff... Las comparaciones son horribles".

"Es de lo mejor que he visto. Decir si veremos algo mejor no se sabe. Lo más sorprendente para mí es cómo de complementarios son. Es difícil encontrar tres jugadores de este nivel que todos ellos te aporten algo diferente", dijo el martes Mascherano, el 'padrino' del tridente.

Nacimiento en Japón

Ahora la 'MSN' está en Japón para seguir forjando su leyenda con el Mundialito, precisamente el país y la competición en la que empezó a forjarse esta alianza.

18 de diciembre de 2011: Santos y Barcelona se disponen a jugar la final en Yokohama, Neymar Jr frente a Messi y el resultado es un incontestable 4-0 para los azulgranas con doblete del argentino.

"Hoy aquí aprendimos a jugar al fútbol. Barcelona nos ha enseñado", dijo aquella noche Neymar, que acababa de conocer a Messi. Un año y medio después fichó por los azulgranas.

En 2014 llegó Suárez con su fama de jugador violento y una sanción por cumplir tras haber mordido a Giorgio Chiellini en el Mundial de Brasil. Generaba dudas.

Pero su metafomorfosis de jugador total en el Liverpool a vértice del triángulo fue inmediata y se ganó el respeto de sus colegas.

"Soy un privilegiado por estar jugando al lado del mejor jugador del mundo, es admirable todo lo que hace", señaló el martes en una entrevista publicada por el diario 'El Observador'.

Luego se refirió a la amistad que le une con la 'Pulga': "No es porque sea Leo. El uruguayo y el argentino tienen formas muy parecidas de vivir el día a día: juntarte a tomar mate, conocemos la misma cultura, tenemos la misma edad, hablamos de cosas cuando éramos chicos... Distraernos fuera de la cancha siempre es lindo".

En Japón, luchando por el cetro mundial, la 'MSN' buscará la última exhibición antes de irse a celebrar la Navidad. Y si puede ser, con un gol para cada uno de sus asociados.


Fuente: Por Pablo Melian, AFP