Melconian, la vida en €uros

Instalado en España desde agosto, Martín tiene un costo de vida de entre € 800 y € 1.000 al mes, que costea de su propio bolsillo, para mejorar sus marcas en natación de cara al Mundial de Barcelona del próximo mes

El abono de transporte sale € 70, el celular € 30, alquilar una piscina larga € 40. Eso, sumado al alquiler del apartamento y el 50% por fuera de la beca de estudio, suma entre € 800 y € 1.000 al mes. Esas cuentas, en la convulsionada España, afronta Martín Melconian con tal de ser un mejor nadador.

El hermano menor de Gabriel, olímpico en Londres 2012, se quedó afuera de los Juegos a pesar de que desde 2008 viene bajando los récords nacionales del estilo pecho.

Lejos de querer largar el deporte, el Bocha, como se lo conoce en el ámbito de las piscinas, miró hacia delante: el Mundial de Barcelona que se disputará a fines del mes próximo. Tiene 23 años.

Para eso se gestionó una beca en Madrid. Realizó mil trámites en la embajada. Y así empezó a sacar plata de su bolsillo. Consiguió una visa de estudiante por un año y una beca de 50% para estudiar Administración de Empresas en la Universidad Camilo José Cela de Madrid.

“Venir a España está muy complicado por el problema de la inmigración. Con esta visa no puedo trabajar, ni aunque estuviera muriéndome de hambre”, dice.

“Me costó US$ 2.500 venir entre el pasaje, visa, seguro y certificados varios”, cuenta.

“En agosto, como se vence el plazo de la visa, tengo que volver sí o sí. Después tengo que renovar todo el papeleo y lo que me mata es volver a pagar la matrícula en la Universidad que es carísima”, explica.

En Madrid alquila un apartamento. Entrena de mañana con Juan Camus en el club SEK aunque él compite por Metropol. “Como entreno en pileta de 25 metros y se viene el Mundial tuve que alquilar una pileta de 50 que me cobran € 40 al mes. El abono para el transporte es carísimo y todos los gastos te suman”, dice.

La Fundación Deporte Uruguay todavía no empezó a otorgar becas de cara a la preparación de los Juegos Odesur. “Cualquier apoyo vendría bárbaro, fijate que a veces me privo de comprarme suplementos alimenticios”, cuenta. “El único apoyo que tengo es el de DirecTV”, explica. 

Y así se tiran después los uruguayos a competir en un evento internacional.

La semana pasada, Melconian corrió el 50 m pecho de Mare Nostrum, en Barcelona. Se metió en la final pero terminó octavo.

El ganador fue el sudafricano Cameron Van Der Burgh, una de los tres deportistas imagen del shampoo Head & Shoulders, junto a Michael Phelps y Lionel Messi. Un tipo, que con otras marcas auspiciantes, embolsa cerca de US$ 400 mil al año.

Objetivo mundial
Melconian se clasificó al mundial el 28 de marzo en Las Palmas al marcar 28.21 del 50 m pecho. La marca B requerida era de 28.98 y la A 28.00.

Ese registro lo dejó 20º en el ranking mundial. “Con mi entrenador decidimos no buscar la marca A para reforzar la preparación de cara al Mundial”, explica.

“Llevo ocho meses de entrenamiento de cara al Mundial. Para nosotros eso es un proceso largo, pero en España es un proceso corto. De todos modos estoy contento de nadar sin estrés, voy para adelante y si me va mal no le debo nada a nadie”, expresa como en un desafío con sí mismo. 

“Mi preparación se ha enfocado en el 50 m pecho, pero intentaré inscribirme también en el 100 m”, explica.

El 50 m pecho no es prueba olímpica (el único 50 m olímpico es el estilo crol o libre). “Ojalá la pongan en Río 2016”, se ilusiona. Mientras tanto, le sigue poniendo el pecho a los euros.


Populares de la sección

Acerca del autor

Comentarios